Los concesionarios podrán vender hasta 2020 los coches homologados con el sistema de emisiones que caduca mañana

El Gobierno aprueba un régimen transitorio para la aplicación fiscal del WLTP hasta el 2020, con lo que pretende que las marcas no pierdan competitividad ni experimenten un desposicionamiento comercial de su gama de producto

Así se calcula el consumo y las emisiones de un coche El ciclo de homologación NEDC, que ofrecía datos poco fiables será sustituído por el WLTP a partir del 1 de septiembre. Con él las pruebas de conducción serán en carretera y ya no habrá diferencias entre el consumo anunciado por la marca y el real.

Redacción | La Voz

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha aprobado un régimen transitorio a la aplicación del nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros, por sus siglas en inglés) hasta el 31 de diciembre del 2020, de forma que se usarán unos valores correlados para reducir el impacto sobre el sector.

El Consejo de Ministros de este viernes ha dado luz verde a la petición del sector de aplicar unas medidas de «transición» en la adaptación del protocolo WLTP, que entrará en vigor este sábado 1 de septiembre.

Después de semanas de negociación, el Departamento que dirige Reyes Maroto ha aceptado aplicar unos valores correlados con la llegada del WLTP que permitirán reducir el impacto sobre el sector, ya que son más similares al ciclo anterior NEDC.

La diferencia con las mediciones NEDC, con dichos valores correlados, permitirá reducir a un 5 % de media el impacto de precio en España que podrían alcanzar los automóviles con el WLTP, en comparación con la subida del hasta 20 % que se registraría sin estos valores adaptados.

La moratoria fiscal, sin embargo, nada tiene que ver con la prueba de homologación obligatoria (WLTP) que a partir de este 1 de septiembre deberán pasar todos los vehículos nuevos. Simplemente el Gobierno calculará el impuesto de matriculación teniendo en cuenta también las emisiones que arrojaba el sistema anterior (NEDC) y hará un cálculo que dará un resultado menor que el que saldría aplicando solo el nuevo, más exigente.

Pruebas más realistas

El nuevo WLTP incluye pruebas, también en laboratorio, que son más realistas que el ciclo anterior, lo que permitirá que los consumos y las emisiones se acerquen más a los datos reales de conducción. No obstante, esto provocará que un mismo coche publique mayores emisiones con el nuevo protocolo respecto al NEDC.

Esto podría provocar que muchos de los automóviles exentos en la actualidad del pago del impuesto de matriculación en España serían penalizados con este gravamen y también que otros que ya lo pagaban tuvieran que afrontar un tramo fiscal mayor.

Los tramos de dicho impuesto en España son de 0 % para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 gr/km de CO2; 4,75% para vehículos con emisiones mayores a 120 y menores a 160 gr/km de CO2; 9,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales de 160 y menores de 200 gr/km CO2, y 14,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales a 200 gr/km CO2.

La decisión de Industria se produce después de analizar distintas posibilidades sobre este nuevo ciclo de homologación, entre ellas la de aplicar «un régimen transitorio» de uno o de dos años. Finalmente ha optado por la segunda opción.

El objetivo de esta medida es dar tiempo a las marcas a implementar los avances que permitan no perder competitividad ni experimentar un desposicionamiento comercial de su gama de producto por el cambio de fiscalidad al pasar a tener mayores emisiones respecto a la homologación anterior.

Así, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se posiciona en la misma línea que otros países europeos, que también han optado por este tipo de medidas ante el impacto previsto que tendrá el WLTP en los próximos meses y que ha motivado un fuerte incremento de las ventas de coches en verano, ya que se han aplicado grandes descuentos para reducir los stocks de vehículos.

De no autorizarse este «régimen transitorio», las marcas tenían solo hasta el próximo 31 de diciembre para seguir vendiendo el denominado «fin de serie» de algunos modelos que no estén homologados con WLTP. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo permitía que se matriculase bajo esta clasificación hasta un 10 % del volumen de ventas contabilizado por cada marca durante el 2017. Ahora ese volumen de matriculaciones estará autorizado hasta el mencionado año 2020, pudiendo venderse como nuevos vehículos homologados en base al viejo sistema de emisiones NEDC.

¿Es una locura comprar un diésel hoy? Las motorizaciones movidas por gasóleo están en el ojo del huracán por sus emisiones pero, ¿realmente son tan contaminantes?. Desmontamos falsos mitos sobre estos vehículos, cuyas versiones nuevas ofrecen avances que superan a las de gasolina.
¿Gasolina o diésel? La alternativa real ya son los híbridos En este concesionario más de la mitad de los coches que venden son híbridos. Combinan motor de gasolina y eléctrico; no necesitan enchufes y la energía se gestiona sola. Te explicamos esta tecnología con la marca que la ha democratizado
Al volante de un eléctrico por primera vez Silencio, se rueda. El comfort acústico es una de las principales diferencias entre este tipo de coche y uno con motor de combustión. Son suaves y prácticos en ciudad. Su autonomía aumenta, pero no hay una red de carga amplia y requiere paciencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los concesionarios podrán vender hasta 2020 los coches homologados con el sistema de emisiones que caduca mañana