Solo el 10 % de las pensiones de viudedad en Galicia han notado la última subida

Son 19.140 prestaciones mínimas las que han registrado mejoras tras el cambio de julio

.

madrid / la voz

¿Es usted perceptora (en femenino, porque nueve de cada diez son mujeres) de una pensión de viudedad? ¿Reúne las condiciones para beneficiarse de la última subida y, sin embargo, en la nómina de agosto no notó cambio alguno? No es un error. En Galicia hay casi 50.000 pensiones mínimas de viudedad cuyos beneficiarios tienen más de 65 años y carecen de otros ingresos, por lo que se les debe aplicar la subida de la base reguladora de la prestación (del 52 % al 56 % desde agosto y hasta el 60 % el próximo año), lo que se traduce en una subida media de la pensión del 15 %.

Sin embargo, en la práctica, de las 49.678 prestaciones que reúnen los requisitos en la comunidad menos de 20.000 casos notarán la subida. Si se compara con el volumen total de pensiones de viudedad, 187.000 en Galicia, se constata que al final solo una de cada diez han mejorado su nómina tras el cambio de julio.

En el conjunto del país, casi medio millón de los 870.000 teóricamente beneficiados tampoco se encontrará con más dinero en sus bolsillos, lo mismo que el 61,5 % de los perceptores de las pensiones mínimas de viudedad en Galicia. La conclusión es que solo notará un efecto positivo real el 16,55 % del total de pensiones de viudedad.

Por el complemento a mínimos

¿Cómo es posible? El Ministerio de Trabajo explicaba ayer el misterio de esta subida fantasma argumentando que no notarán la mejora en la nómina mensual «las pensiones que reciben un complemento a mínimos» del Estado, que es la aportación que la Administración hace cuando el viudo o la viuda no alcanza la cuantía mínima de la prestación que cada año establece la ley (se fija en los Presupuestos Generales del Estado).

Una subida fantasma

«Estas pensiones han visto reducido el complemento a mínimos que recibían del Estado en la misma proporción en que ha aumentado el importe de su prestación», explica el ministerio, que matiza que, sin embargo, sí percibirán en su pensión la subida adicional del 3 % aprobada en los Presupuestos de este año y que eleva las mínimas en todas sus modalidades a partir de julio. Pero de la mejora de la base reguladora, ni rastro, aunque el cambio efectivamente se haya producido. Una subida fantasma.

Porcentualmente, Galicia es la tercera comunidad con menos perceptores favorecidos por la subida de agosto, solo por detrás de Extremadura y de Baleares. Y, en lo que respecta a las provincias, Ourense y Lugo son el farolillo rojo de España: en la primera solo notarán la mejora en la cartera el 5,96 % de las viudas; el 6,69 % en Lugo.

Esta medida (prevista en la ley desde el 2011, aunque no se ha aplicado hasta este mes) tiene un coste para las arcas de la Seguridad Social de 27,5 millones de euros mensuales (incluyendo la compensación parcial de los complementos a mínimos), y desde el próximo 1 de enero se incrementará, rebasando los 405 millones anuales. Cabe recordar que este agosto se ha batido el récord de gasto en pensiones: 9.200 millones, 617 en Galicia.

Quienes cumplan los requisitos y no hayan recibido la mejora de oficio pueden solicitarla

Los y las viudas que consideren que tienen derecho a la mejora de su prestación porque cumplen los requisitos exigidos, pero a quienes, sin embargo, no se les haya aplicado de oficio por parte de la Seguridad Social, pueden solicitar la revisión acudiendo a los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social, donde se les facilitará un impreso diseñado para ello. El trámite también puede realizarse vía telemática, descargando el impreso en la web www.seg-social.es y enviándolo «con certificado digital o usuario/contraseña desde la sede electrónica de la Seguridad Social», según detalla el ministerio.

Desde Trabajo también recuerdan que el incremento no tiene efecto en las pensiones reconocidas en aplicación de normas internacionales, ni cuando el titular de la misma resida en el extranjero. Asimismo, subrayan que la subida «no tiene carácter consolidable», es decir, que se recibe la mejora de la pensión «siempre y cuando se sigan cumpliendo en el futuro los requisitos exigidos en la ley». Estos son, además de tener 65 años o más, no trabajar, no percibir otra pensión pública ni tener más ingresos que superen el límite de rentas que fija la ley anualmente para el complemento a mínimos (7.347,99 euros en este ejercicio).

En Galicia, de las 19.140 pensiones de viudedad elevadas ya de oficio, 18.320 se benefician íntegramente de la mejora, mientras que 820 lo hacen solo parcialmente. Por tramos de edad, el mayor número de favorecidos en la comunidad se concentra a partir de los 81 años, con el 64 % del total de las pensiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Solo el 10 % de las pensiones de viudedad en Galicia han notado la última subida