Gobierno y Xunta pactan buscar un inversor que permita salvar la actividad de Invertaresa

La ministra de Industria traslada al conselleiro que intentará que el Fogasa abone las nóminas no pagadas


redacción / la voz

El Ministerio de Industria, la Consellería de Industria y la Consejería de Economía de Castilla y León acordaron ayer trabajar de forma conjunta para dar con una salida airosa a la complicada situación en la que se encuentra el grupo gallego Invertaresa, vinculado a la energía y la construcción. Este holding, con sede en el polígono coruñés de A Grela, solicitó a finales de julio la liquidación para sus cinco filiales en concurso de acreedores, lo que tendrá unas gravísimas consecuencias para las más de 120 personas que trabajan directamente en Galicia para el grupo, y otro centenar en la planta de Medina del Campo (Valladolid). 

La ministra de Industria, Reyes Maroto, el conselleiro de Industria, Francisco Conde, y la consejera castellana Pilar del Olmo, se citaron ayer por la mañana en Madrid, a petición del segundo, para tratar de buscar soluciones conjuntas. La más inmediata pasa por buscar un inversor, un comprador, para esas filiales, empezando por Isowat Made, la principal del grupo, que trabaja en componentes para el sector energético, ahora en crecimiento. La intención es que se puede mantener la actividad y los puestos de trabajo «todo lo posible», según fuentes cercanas a esa reunión.

El Gobierno se mostró dispuesto a que ese potencial inversor obtenga ayudas públicas para la industrialización de la empresa. Algunas fuentes conocedoras de la situación de Invertaresa aseguran que la dirección del grupo, en manos del empresario Roberto Díaz Rincón, intentó buscar un comprador cuando entró en concurso, pero desistió y fue el motivo que le llevó a pedir la liquidación. Y ahora, si el juez abre ese proceso (y es probable que lo haga a lo largo del mes de septiembre), los potenciales compradores esperarán a entrar en un momento de saldo.

Otro asunto clave son las nóminas que Invertaresa adeuda a sus empleados, las de febrero a abril y parte de la extra de junio. La ministra trasladó a los dos gobiernos autonómicos que en cuanto legamente sea posible se trasladará al Fogasa el pago de esas mensualidades, al menos las previas a la declaración del concurso de acreedores, la pasada primavera.

La Xunta seguirá manteniendo contactos con el comité de empresa de Invertaresa, tras la reunión que ya tuvo esta semana en Santiago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gobierno y Xunta pactan buscar un inversor que permita salvar la actividad de Invertaresa