El Corte Inglés arranca una «etapa de unidad» tras pactar la salida de Gimeno

El expresidente recibirá una indemnización millonaria, y se renueva parte del consejo


madrid / colpisa

La paz vuelve a reinar en El Corte Inglés después de meses de guerra fratricida entre las hijas adoptivas de Isidoro Álvarez, histórico presidente hasta su fallecimiento en el 2014, y el sobrino predilecto de este, que le sucedió en el cargo hasta hace poco más de dos meses. Las hermanas Marta y Cristina Álvarez le han ganado la batalla a su primo, que abandona definitivamente la empresa a la que llevaba vinculado laboralmente veinte años.

Finalmente no hizo falta que la junta de accionistas -que como es tradición se celebró el último domingo de agosto- lo expulsara. Fue el propio Gimeno quien presentó su renuncia como miembro del consejo de administración en un acuerdo alcanzado in extremis, tal y como informó la compañía en un escueto comunicado remitido a ultimísima hora del sábado. 

Atrás quedaban días de intensas negociaciones entre los despachos de abogados de ambas partes, e incluso una reunión cara a cara entre el que fue presidente hasta su cese el pasado 14 de junio y su sucesor, Jesús Nuño de la Rosa, que deseaba una salida amistosa y pactada para poder dar carpetazo a uno de los momentos más difíciles del grupo e iniciar «una nueva etapa de unidad» libre de cualquier conflicto, según fuentes de la compañía.

Los términos del acuerdo pactado entre Gimeno y El Corte Inglés no han trascendido. Sí se ha podido confirmar que el ya exconsejero recibirá superará los ocho millones de euros, pese a que los estatutos contemplan una compensación de dos anualidades. A cambio, el sobrino de Isidoro Álvarez pondrá fin a las demandas que había presentado ante los tribunales después de ser destituido como presidente y que pretendían impugnar el consejo extraordinario en el que se decidió su expulsión por haber sido convocado de forma indebida.

Lo que no ha logrado Gimeno -al menos por el momento- es la que era su principal reivindicación: segregar las acciones de la sociedad patrimonial Cartera de Valores IASA, propietaria del 22% de El Corte Inglés. Su deseo es convertirse en accionista directo de cara a una posible venta y no tener que depender de sus primas, que son las accionistas mayoritarias al poseer el 69 % de IASA, mientras que Gimeno y su familia directa cuentan con el 31% restante. «Eso nada tiene que ver con la empresa», explicaron fuentes próximas a la negociación.

Entra Fernando Bécker

Terminado este conflicto, gigante español de la distribución comienza ahora sí «una nueva etapa marcada por la unidad, la profesionalización y el buen gobierno», según resaltó la compañía en un comunicado. Y así lo quiso remarcar Nuño de la Rosa en su primer discurso como presidente. Esa unidad se puso también de manifiesto con el regreso al consejo de administración de Carlota Areces -en representación de Corporación Ceslar, dueña del 9% de las acciones-, que fue expulsada en el 2015 después de mostrar su oposición a la entrada en la compañía del jeque de Catar. Pero la gran novedad es el nombramiento de Fernando Becker, catedrático de Economía y exdirectivo de Iberdrola, como independiente. De esta manera, el consejo se amplía de diez a once miembros, tras la renovación de los veteranos Florencio Lasaga y Carlos Martínez.

El grupo pretende exportar sus productos de marca propia a través de alianzas

«Los grandes almacenes viajan mal», reconocen fuentes de El Corte Inglés. Por eso, la apuesta por la internacionalización que ayer remarcó el nuevo presidente del grupo, Jesús Nuño de la Rosa, no irá a través de la apertura de centros más allá de las fronteras nacionales, algo que durante años estuvieron barajando, sobre todo en América Latina. Se basará en cambio en la exportación de la marca propia del grupo en otros países.

«La globalización tiene que ser una de nuestras grandes aspiraciones porque tenemos marca, tenemos producto, tenemos servicio y, sobre todo, tenemos vocación de oportunidades fuera de España», defendió Nuño de la Rosa ante los accionistas.

La idea de la nueva directiva es avanzar en la expansión de los productos con marca El Corte Inglés -alimentación, textiles...- en otros países a través de alianzas con empresas. Hace poco más de un mes la compañía alcanzó un acuerdo con el grupo de distribución alemán Karstadt para vender los productos de las marcas deportivas Boomerang y Mountain Pro. De igual manera, días después firmó cuatro grandes alianzas para llevar sus productos gourmet a México, Reino Unido, Suiza y Baréin. Así, en una veintena de países ya se venden productos de alimentación de marca propia. A su vez, su cadena de moda y complementos Sfera ya cuenta con 45 tiendas fueras de España, igual que existen 130 oficinas de agencias de viajes El Corte Inglés fuera de nuestras fronteras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Corte Inglés arranca una «etapa de unidad» tras pactar la salida de Gimeno