Más de la mitad de los negocios gallegos no tienen ningún trabajador en plantilla

Son 108.380, la cifra más alta en veinte años, con mucho peso en el comercio y la construcción

El comercio, la construcción y los servicios auxiliares de esta (como la fontanería o la electricidad) son los sectores en los que hay más presencia de empresas unipersonales
El comercio, la construcción y los servicios auxiliares de esta (como la fontanería o la electricidad) son los sectores en los que hay más presencia de empresas unipersonales

Redacción / La Voz

De las 200.801 empresas censadas en Galicia, más de la mitad, 108.380, no tienen ningún asalariado. La cifra, extraída del Directorio Central de Empresas que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), es la más alta registrada en la comunidad en veinte años, tras el alta de 246 nuevas sociedades sin trabajadores a cargo en el último año.

La estadística oficial muestra que en el último lustro el número de empresas que no tienen ningún empleado aumentó en casi diez mil, un incremento del 9,7 %, prueba de que el autoempleo se convirtió en los años finales de la crisis y en los primeros momentos de recuperación en una de las pocas salidas para reengancharse al mercado laboral.

Pero lo que también evidencian estas cifras es cómo las empresas gallegas intentaron defenderse de los primeros latigazos de la crisis con recortes de plantilla. Así, aunque la sangría de cierres comenzó en el 2008 y se llevó por delante más de 11.600 negocios en solo seis años (casi un 6 % del tejido empresarial gallego), en el caso de las compañías sin asalariados el número no solo no se redujo en los primeros años de recesión, sino que siguió aumentando hasta el 2011, ya que muchos negocios en los que el dueño tenía uno o dos trabajadores en plantilla optaron por despedirlos para hacer frente a la caída de ingresos sin tener que cerrar la empresa.

Si esa fue la receta para superar la primera recesión, la segunda ya los pilló en los huesos y sin defensas, por lo que en solo dos años, entre el 2011 y el 2013, bajaron la persiana casi el 5 % de las compañías gallegas donde el único trabajador era el dueño, que solo volvieron a aumentar en número a partir del 2014, coincidiendo con las primeras señales de reactivación y con los estímulos aprobados por el Gobierno para fomentar el autoempleo. La principal, la tarifa plana de 50 euros para los nuevos autónomos que se dieran de alta en la Seguridad Social, una medida que animó a muchos parados a fabricarse un empleo, ante la dificultad para encontrar un trabajo asalariado. Eso explica que en el último lustro el ritmo al que aumentan los negocios personalistas, sin más trabajadores que el dueño, duplica el del conjunto de empresas (9,7 frente a 4,7 %).

De hecho, el INE destaca en su informe el vínculo que hay entre la antigüedad de la empresa y el volumen de su plantilla: «La presencia de empresas muy jóvenes es relevante en el tramo de microempresas. El 26 % de las empresas sin asalariados se encuentran entre su primer y segundo año de vida», destaca el instituto estadístico respecto a la situación para el conjunto de España, donde las empresas sin asalariados también están en cifras récord (1,84 millones, el 55 % del total).

Comercio y construcción

En cuanto a los sectores de actividad, aquellos en los que hay más presencia de empresas unipersonales son el comercio -en la comunidad hay más de 14.000 tiendas minoristas que solo emplean a su dueño-, la construcción y los servicios auxiliares de esta (como la fontanería o la electricidad). Eso, por volumen. Sin embargo, si se analiza el peso que estas sociedades sin plantilla tienen en cada sector concreto, las cifras son más abultadas en otras ramas de actividad, como es el caso de las inmobiliarias, donde tres de cada cuatro compañías carecen de asalariados. Es lo contrario de lo que ocurre en la hostelería, que el tercer sector con más empresas activas en la comunidad (17.702) pero uno de los que tienen menos negocios sin empleados, ya que solo tres de cada diez están atendidos por una única persona.

El grupo industrial Invertaresa pide su liquidación y aboca al paro a 120 personas

rubén santamarta
Instalaciones del Grupo Invertaresa en el polígono coruñés de A Grela
Instalaciones del Grupo Invertaresa en el polígono coruñés de A Grela

El grupo, vinculado a la energía y a la construcción, alega que no ha podido hallar comprador

Invertaresa, un gigante gallego de la construcción y la energía en concurso de acreedores desde la pasada primavera, está a punto de echar el cierre. El grupo, conformado por una serie de empresas con sede en A Coruña, ha presentado en un juzgado de lo mercantil de esa ciudad una petición para que varias de sus filiales, las más relevantes, vayan a la liquidación. La marca más importante es Isowat Made, con fábrica en el polígono industrial de A Grela, pero también en Medina del Campo (Valladolid). También ha hecho lo propio, según las fuentes consultadas, con Aprihorsa, su factoría en Carballo, ya sin actividad; y con Taresa Norte, también con sede en A Coruña. Solo queda fuera, de forma testimonial, la matriz, Invertaresa, aunque no tiene actividad propia.

Seguir leyendo

Sigue el goteo de despidos en Sargadelos y el caso llega al juzgado

m. cuadrado

No se descarta una asamblea para pedir la revocación de la exlíder del comité, hoy delegada de UGT

La dirección de Sargadelos anunció el viernes que prescindiría de 49 empleados de la fábrica de Cervo en un plazo aproximado de dos meses, poniendo en grave riesgo la continuidad de la factoría, justo cuando remonta en ventas y presenta nuevos productos.

Aquel 17 de agosto estaba previsto entregar diez cartas de despido, el lunes continuaron los ceses, y el goteo de salidas siguió ayer. A falta de información oficial, las fuentes consultadas indican que podrían haber salido ya de la empresa alrededor de una veintena de trabajadores. En los próximos días es posible que haya movimientos por parte de la dirección.

Seguir leyendo

La creación de empresas frena hasta julio, pero también su disolución

En el período se han constituido casi 2.600 sociedades en Galicia, cerca de un centenar menos que en el 2017

ana balseiro

La creación de empresas está perdiendo dinamismo en Galicia en lo que va de año. Así lo reflejan los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE), que cifran en casi 2.600 las sociedades constituidas entre enero y julio, lo que, comparado con el mismo período del año anterior, supone el nacimiento de 94 empresas menos, es decir, un 3,5 % menos.

Y aunque el dato aislado no parece positivo, pierde dramatismo cuando se compara con el número de firmas disueltas hasta julio, ya que este también fue menor que en el 2017. En los siete primeros meses del ejercicio, en la comunidad echaron el cierre 913 empresas, frente a las 951 que lo hicieron el año precedente, esto es, 38 menos (el 4 % en términos relativos).

La inversión también retrocede

Los datos del IGE, extraídos del Boletín Oficial del Registro Mercantil, constatan igualmente una caída en el capital que los gallegos han invertido en la constitución de sus empresas. Así, hasta julio la inversión media fue de 48.417 euros por sociedad, mientras que el acumulado superó los 125,7 millones de euros. Esta cifra es, sin embargo, menos de la mitad del dinero destinado el año anterior, cuando ascendió a más de 277 millones, la cuantía más elevada desde que estalló la crisis.

En cualquier caso, la ralentización de la demografía empresarial avanza pareja al ligero freno que está experimentando el crecimiento de la economía y a la incertidumbre política, con numerosos cambios -también en materia fiscal- sobre la mesa.

La misma estadística permite hacer una foto fija de la evolución de las sociedades en Galicia mes a mes, de la que se desprende que julio ha sido el peor del año hasta el momento. Las 291 nuevas empresas nacidas en la comunidad muestran un retroceso respecto al mes anterior (se crearon 68 menos), aunque en términos interanuales, es decir, comparado con julio del 2017, se mantiene el vigor, con tres nuevas firmas más. El capital medio suscrito el mes pasado ascendió a 144.467 euros por sociedad.

Otro dato reseñable sobre la salud mercantil de la comunidad es que en julio ampliaron capital, por algo más de 49 millones de euros en total, un centenar de empresas, tres veces más de las que lo hicieron doce meses antes.

Por provincias, A Coruña y Pontevedra fueron, como en meses precedentes, las que mayor número de constituciones registraron, con el 36 % y el 44,3 % del total respectivamente. En Lugo se asentaron el 10,65 % de las nuevas empresas y algo menos del 9 % lo hicieron en Ourense.

Un tercio son comercios

¿Cuáles son los sectores de actividad que mayor músculo muestran? La estadística del IGE confirma que Galicia es territorio de micropymes y el comercio es el rey, ya que casi un tercio (el 29,6 %) de las nuevas empresas que se han creado en Galicia se encuadran en esta área. Le siguen por importancia industria y energía, con el 12 % de las sociedades y las actividades inmobiliarias, financieras y de seguros, con el 11,3 %.

Perfil masculino y unipersonal

Tampoco es una sorpresa que el perfil masculino siga siendo el mayoritario: 261 socios frente a 88 socias, lo que se tradujo en una relación de 75 % frente a 25 %.

Igualmente se mantiene la tendencia de que las empresas tengan un número muy reducido de socios. De hecho, el IGE destaca que ese número se limita «a unha soa persoa nunha porcentaxe moi elevada das constitucións». Y es que el 77,66 % de las firmas tienen un único socio y el 19,24 % solo dos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Más de la mitad de los negocios gallegos no tienen ningún trabajador en plantilla