Enfermeros e ingenieros, los titulados españoles con más salida en el exterior

Un contrato indefinido y un sueldo medio un 55 % superior, los incentivos para emigrar

.Imagen de archivo de las enfermeras del Hospital de Día de Oncología en el Materno
Imagen de archivo de las enfermeras del Hospital de Día de Oncología en el Materno

Redacción / La Voz

Aunque la recuperación económica ha incrementado las oportunidades para colocarse en España, la emigración laboral sigue siendo una salida para miles de jóvenes que buscan en el extranjero una estabilidad y unas condiciones de trabajo difíciles aún de encontrar dentro de su país. Ofertas no les faltan: según un estudio elaborado por Infoempleo y Adecco, el volumen de puestos en otros países que se publicitan en España crece a un ritmo del 1,3 % anual.

Pese a que sigue al alza, su peso en la oferta total de empleo que hay en el país se reduce considerablemente, del 1,6 al 0,6 %, como consecuencia de la mayor demanda de mano de obra de las empresas españolas.

Los destinos, en tres de cada cuatro casos, son otros países europeos. A la cabeza, como cada año, Alemania, que genera casi el 20 % de las ofertas de trabajo en el extranjero que se publicitan en España. Le siguen Bélgica, con más del 15 % gracias a su efecto sede de las instituciones comunitarias, y el Reino Unido, con un 12 %. En este último caso, ya se nota la incertidumbre generada por el brexit, que reduce en casi dos puntos su peso en la oferta laboral en el extranjero.

Otros países que ganan fuerza en la demanda de profesionales españoles son los situados en el norte de África, especialmente Marruecos (2,7 %, más del doble que un año antes), y Argelia, que cuadriplica su cuota (hasta el 2,6). Ocupan también un lugar destacado las economías emergentes de Oriente Medio, como Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Catar, y los países latinoamericanos, que representan algo más del 5 % de la oferta internacional, con Chile, México y Cuba a la cabeza.

En cuanto a los perfiles más demandados, los profesionales sanitarios siguen siendo los que más se cotizan en el extranjero. A ellos van dirigidas una de cada diez ofertas publicadas en España. La hostelería, con un 7,7 % de las vacantes internacionales, y la construcción, con un 6,7 %, completan el podio, del que se cae el sector de la consultoría, cuyo peso en la demanda de mano de obra española ha caído a menos de la mitad en solo un año.

Si se analizan los puestos dirigidos a titulados universitarios (que representan más de dos tercios del total), queda claro que lo que buscan otros países en nuestro mercado laboral son, principalmente, enfermeros (con el 10 % de la oferta) e ingenieros en cualquiera de sus ramas (con los industriales, geomáticos y civiles en cabeza).

En el caso de la formación profesional, los perfiles más demandados son otros. Los técnicos en informática y comunicaciones, los de la rama de electricidad y electrónica y los relacionados con instalación y mantenimiento tienen más oportunidades para colocarse fuera que los titulados en algún FP del área de la sanidad. 

Buenas condiciones

Para atraer a trabajadores de otros países, las ofertas de empleo en el extranjero deben tener mejores condiciones de las que se podrían conseguir en un puesto similar en España. Y el informe «Infoempleo Adecco sobre Oferta y Demanda de empleo en España» constata que las diferencias son sustanciales. El salario medio para estos trabajadores emigrados se sitúa en los 30.370 euros al año, casi un 55 % por encima de la retribución en España, que no llega a los 19.670 euros en promedio. Pero en países como el Reino Unido o los Emiratos Árabes los sueldos superan con creces la barrera de los 40.000 euros.

Además del dinero, otro factor a tener en cuenta es la estabilidad laboral. De las ofertas en el extranjero, más de la mitad (53 %) prometen un contrato indefinido desde el minuto uno.

La falta de mano de obra le cuesta a Alemania 30.000 millones al año

patricia Baelo
.

El país tendrá tres millones de vacantes en el 2030

«Sé que, por ejemplo, en Andalucía hay muchos jóvenes parados», afirmaba hace una semana la nueva presidenta de la policía berlinesa. Barbara Slowik está decidida a combatir la falta de personal que afecta al cuerpo de seguridad de la capital, que deberá pasar de los 17.000 agentes actuales hasta 19.000 en los próximos diez años. Para ello, ante la dificultad de encontrar a candidatos en casa, se ha propuesto reclutarlos en otros países de la UE. Para superar la barrera lingüística, los jóvenes podrían aprender alemán a través de los Institutos Goethe de sus países, propone Slowik, que prevé presentar a finales de mes un decálogo de medidas para crear una imagen de la policía más atractiva a ojos de los extranjeros. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Enfermeros e ingenieros, los titulados españoles con más salida en el exterior