Los otros chiringuitos del verano

Entes de inversión sin autorización oficial usan hoteles y centros vacacionales para engañar a jubilados y veraneantes

Folleto de la CNMV
Folleto de la CNMV

madrid / la voz

Que verano y chiringuito son una de las mejores asociaciones que existen nadie lo duda. Y eso incluye a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que alerta precisamente de esos otros chiringuitos -los financieros- que proliferan en la época estival en busca de clientes que, conquistados por el reclamo de la rentabilidad, acaban estafados. Aunque nadie confunde los establecimientos que despachan cerveza y raciones a pie de playa, las promesas de los chiringuitos financieros sí pueden aturdirnos y hacernos un roto en los ahorros que nos amargue más que el verano. Cómo operan y cómo identificarlos, a continuación: 

¿Qué son?

El gancho de un buen negocio. Los chiringuitos financieros son entidades que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar registradas en la autoridad supervisora correspondiente, que en el caso de España es la CNMV. Es decir, no están autorizadas para operar en el mercado. 

¿Son peligrosos?

Tapadera para el fraude. La propia CNMV advierte precisamente de que el riesgo de estas entidades es que la «aparente prestación de tales servicios es solo una tapadera para apropiarse del capital de sus víctimas, con la promesa de que lograrán una alta rentabilidad con la inversión de sus ahorros». El supervisor también alerta de que aunque a veces se pueden recibir resultados positivos en los primeros meses, luego la empresa desaparece y no devuelve el dinero a los clientes. 

¿Cómo funcionan?

Cuidado en las zonas costeras turísticas. Este tipo de entidades despliegan sus actividades fraudulentas en las zonas turísticas del litoral español, donde en verano aumenta la afluencia de turistas. Por eso la CNMV recomienda extremar las cautelas y «no bajar la guardia», aunque aclara que «el peligro perdura durante todo el año». El modus operandi se repite: comienza con llamadas telefónicas o correos electrónicos para tantear a los potenciales clientes. Se presentan como entidades autorizadas. Más adelante, ofrecen productos financieros con una propuesta clara de inversión y, una vez captado el cliente con técnicas agresivas, se cierra la transacción. Los métodos más recurrentes para cerrar el negocio fraudulento en estar temporada son invitaciones a reuniones o jornadas informativas en grandes hoteles. Usan información y páginas web atractivas, donde se muestran las empresas cotizadas con las que supuestamente trabajan, para redondear la apariencia de fiabilidad. 

¿Hay perfil de víctima?

Cualquiera dispuesto a invertir. Aunque el supervisor de los mercados indica que el perfil de los afectados apunta a profesionales y jubilados, tanto españoles como extranjeros -veraneantes o residentes en zonas turísticas-, dispuestos a invertir sus ahorros, la clave está en esto último: disposición para invertir. Las palabras mágicas de que pueden obtener mayores rendimientos de los que lograrían en el mercado convencional obran el milagro: la estafa ya está en marcha. 

¿Qué hacer?

Alertar a la CNMV y denunciar. Ese es el primer paso si sospecha que puede ser o ha sido víctima de un fraude. Avise llamando al 900 535 015 o enviando una consulta mediante el formulario disponible en la web, en la sección del inversor. También puede comprobar en la web si la entidad está registrada o si ha sido objeto de advertencias. 

Además, el supervisor ha elaborado un decálogo con consejos para evitar caer en este tipo de fraude, que incluye desde verificar si están registradas en la CNMV a asegurarse de que los productos que le venden existen, pasando por -sentido común- desconfiar de las altas rentabilidades sin riesgo. Porque nadie está libre de ser objeto de fraude, como demuestra que al ministro de Exteriores, Josep Borrell -ingeniero aeronáutico, doctor en Economía y expresidente del Parlamento Europeo- le volaran 150.000 euros en un engaño de este tipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los otros chiringuitos del verano