Los salarios de las grandes empresas crecen tres veces menos que los precios

Sus plantillas aumentaron un 3 %, la cifra más baja en tres años


Madrid / Colpisa

Los sueldos de las grandes empresas subieron en junio un 0,5 %, una décima menos que el mes anterior y el incremento más moderado de todo el primer semestre del año (en el que el acumulado apunta un alza media del 0,7 %, frente a la caída del 0,1 % en la primera mitad del año pasado). La tasa está en línea con los dos meses anteriores, pero bastante por debajo de las subidas registradas en el primer trimestre de 2018, que fueron de ocho décimas, según el informe de Ventas, Empleos y Salarios en las Grandes Empresas que publicó ayer la Agencia Tributaria.

Estos datos evidencian que el incremento de los ingresos de estas compañías (las que facturan más de seis millones de euros al año) no se tradujo en mejoras salariales que permitan a sus empleados mantener el poder adquisitivo, ya que los sueldos suben menos que el coste de la vida. Y es que la inflación del mes de junio estuvo más de tres veces por encima que el repunte de la nómina media, en el 2,3 %.

El empleo también sube, pero no lo suficiente. Las grandes empresas engordaron sus plantillas un 3 % en junio respecto al mismo mes del 2017, según el informe. Esta cifra confirma que se sigue transitando por «la senda de desaceleración» observada en el mes anterior. Ya son nueve meses consecutivos en los que el crecimiento interanual del empleo se reduce. De hecho, según los datos del fisco, no se registraba una cifra tan baja desde abril del 2015, cuando el indicador bajó al 2,9 %.

Bajan las ventas

Bien es cierto que en junio las ventas de las grandes empresas -aisladas de los efectos de la inflación y de los vaivenes en el calendario- registraron un fuerte retroceso, del 4,4 % respecto a los ingresos de mayo (aunque aumentaron un 2,1 % respecto al mismo mes del año anterior). «Se confirma la ligera moderación del crecimiento», aseguran desde la Agencia Tributaria. Respecto a las ventas interiores, crecieron en junio un 2 %, también por debajo del ritmo de mayo (3,3) y abril (2,9). En cambio, las dirigidas al consumo final experimentaron un repunte en este segundo trimestre, con una subida del 3,1 %.

Por el lado de las exportaciones también hay señales de desaceleración. En junio las ventas de las grandes empresas en el extranjero aumentaron un 2,9 %, es decir, cuatro puntos menos que el mes anterior. Aún así, esta cifra compensa el elevado crecimiento que se registró en mayo y muestra la «elevada volatilidad» de las exportaciones mensuales. En términos trimestrales, el repunte es más estable, con una subida del 5 %, solo dos décimas menos que en los tres primeros meses del año. Por componentes, la caída del crecimiento se produce tanto en las entregas a la UE como en las ventas a terceros países, aunque de forma trimestral solo son las de estos últimos las que reducen el ritmo de subida del trimestre anterior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los salarios de las grandes empresas crecen tres veces menos que los precios