El porco celta se pastorea con patente

La comunidad de montes de Friol pone en marcha un innovador proceso para mejorar el suelo con estos cerdos

El porco celta se pastorea con patente La comunidad de montes de Friol diseña un recinto que se puede mover de sitio para evitar la degradación del espacio

lugo / la voz

Los 46 comuneros de los montes de Carballo, en el municipio de Friol (Lugo), están patentando un sistema de pastoreo para el porco celta que crían en libertad. Es un procedimiento que funciona con placas solares. Diseñaron un sistema modular por departamentos, con cobertizos para que los animales se resguarden por la noche; dosificadores de pienso con las raciones que complementan la alimentación natural, que están conectados a un silo con ruedas; y una manga para los controles veterinarios y de peso. Todo ello está sometido a control informático, que también es fácilmente transportable. Todo un ingenio para mejorar el rendimiento.

El invento, que está patentado como modelo de utilidad, es el fruto de un proyecto de investigación en el que colaboraron el campus de Lugo de la Universidade de Santiago; Asoporcel, que es la asociación que vela para que se mantengan los cánones de la raza autóctona de Galicia; y los propios comuneros. Tal como está diseñado, les permite cambiar la ubicación de los ejemplares de porcino de parcela para evitar la degradación del suelo y que la presencia de estos animales pueda interferir en el crecimiento de la madera de los pinos, que es su principal fuente de ingresos.

Los cerdos -54 en total, porque ahora trabajan bajo demanda, preferentemente para particulares- disponen de una finca de siete hectáreas para poder moverse libremente, cerrada con una malla enterrada, que está electrificada. «O noso obxectivo principal -señala José Manuel Iglesias Espiño, presidente de O Carballo- é transformar a matogueira en carne de calidade. Os porcos están en zonas que non son accesibles para o cabalo, onde hai fentos e silvas. Comen as raíces e deixan o chan limpo, para que despois poidamos botar as bestas e as crías. A nosa idea é cambialos de parcela nun ano para que non degraden o solo e non danen as árbores, para facelo compatible coa venda do piñeiro».

Según Iglesias, los cerdos son la mejor desbrozadora porque llegan hasta las raíces. Les gustan mucho las de las zarzas, que no vuelven a nacer. Y resulta que con este sistema han conseguido reducir las raciones de pienso a la mitad.

Los porcos celtas que comercializan no los crían. Se los compran a productores locales con entre tres y cuatro meses y los venden cuando alcanzan una media de entre 110 kilos en canal y 140 en peso vivo. Estos ejemplares duermen ahora a cubierto, en casetas con suelo de arena, para que permanezcan secos. Pero, según el presidente de la comunidad de montes, valoran dejarlos sueltos por las noches porque trabajan mejor buscando raíces.

Los animales acuden ahora a la zona en la que están los dosificadores de comida al toque de un silbato. Su reloj biológico funciona de tal forma que cuando se acerca la hora de que suene se van aproximando al cercado donde les sirven el alimento, que está regulado de forma automática.

Castrados para evitar híbridos

La comunidad de montes, que diseñó todo el sistema modular, en función de las necesidades y que lo montó, está estudiando mejoras. Entre ellas, la instalación de alarmas para avisar de posibles problemas con el agua, de fallos energéticos o para alertar de la necesidad de recarga de pienso. Pretenden instalar también un lector de crotales que envíe señal vía wifi para controlar cuándo entra y sale cada animal del recinto modular, lo que puede aportar datos sobre su estado de salud o posibles bajas.

En el recinto se crían 54 porcos celtas, todos ellos, tanto machos como hembras, castrados. Esto es importante en el caso de estas últimas, para que no reciban la visita de jabalíes machos durante el celo y evitar de esa forma que puedan nacer híbridos, sin valor en el mercado. En otras explotaciones en extensivo se encontraron con este problema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El porco celta se pastorea con patente