Fondos de pensiones del Reino Unido, Holanda y Canadá compran la AP-9

El gigante Globalvia adquiere el 56 % de Itínere a Abanca, Sacyr y Kutxabank


La AP-9 y las demás autopistas que gestiona Audasa en Galicia han pasado en su totalidad a manos extranjeras después del acuerdo por el que Globalvia adquiere por 723 millones el 55,6 % de Itínere, propietaria de más de 600 kilómetros de autopistas en el norte de España. Entre esas concesiones, gestiona, por medio de Audasa y Autoestradas de Galicia, la AP-9 (Ferrol-Tui), la AG-57 (Puxeiros-Val Miñor), la AG-55 (A Coruña-Carballo) y la AP-53 (Santiago-Dozón). Itínere tiene además la concesión de las autopistas AP-1 (Burgos-Armiñón), AP-66 (León-Campomanes), AP-15 (Tudela-Izurzun) y AP-8 (Urgoiti-Ermua).

Globalvia, que nació en España en el año 2007 de la unión entre FCC y Bankia, está controlada en la actualidad por tres fondos de pensiones extranjeros, que son USS, de Canadá; OPTrust, de Holanda, y PGGM., del Reino Unido. Este gigante de los fondos de pensiones tiene a su cargo las concesiones de 19 autopistas y de 7 ferrocarriles en ocho países. Además de en España, Globalvia tiene presencia en la gestión de infraestructuras de transporte en Estados Unidos, Irlanda, Portugal, Andorra, México, Costa Rica y Chile.

El acuerdo se ha alcanzado con tres de las empresas accionistas de Itínere: Sacyr, que tiene el 15,5 %, KutxaBank, que tiene el 16,3 % y Abanca, propietaria del 3,8 % y la única vinculación que la AP-9 tenía actualmente con Galicia. Las otras dos accionistas de Itínere, Liberbank, con el 5,8 % de participación, y Corsair, con el 37,9 %, se han mostrado en contra de la venta.

El 55,6 % del accionariado abarca un paquete de casi 252 millones de acciones de Itínere, según informó Sacyr a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Cuando se cierre la venta, la cartera de activos de Globalvia pasaría de los 26 actuales a 32 distribuidos en 7 ferrocarriles y 25 autopistas con más de 2.300 kilómetros y dando servicio a cerca de 300 millones de usuarios al año.

La facturación conjunta de Globalvia e Itínere ascendería a 700 millones de euros y su resultado bruto de explotación estaría por encima de los 500 millones de euros.

La operación se enmarca en la estrategia de crecimiento que Globalvia ha venido materializando en los últimos años con las compras de activos en Estados Unidos, Portugal y Chile y que continua con su expansión nacional e internacional.

Sobre la venta de su participación en Itínere, el director general financiero de Sacyr, Carlos Mijangos, dijo a Efe que la Corte de Arbitraje de Madrid vio a principios de este mes el conflicto planteado por los tres accionistas que quieren vender, a lo que se opone el fondo estadounidense Corsair en virtud de un pacto de accionistas suscrito en su día, que dio el control de Itínere a Corsair a cambio de que facilitara la salida de los accionistas que lo desearan, compromiso que no ha cumplido, según los demandantes, que consideran que el plazo del pacto acabó ya. Mijangos explicó que después del verano se conocerá el resultado del arbitraje.

En el último año los ingresos de peaje superaron los 140 millones de euros

Las cuentas que presenta cada año Itínere, el dueño de la AP-9 revelan que la autopista gallega que conecta el norte con el sur de la comunidad representa un negocio muy rentable. En el último ejercicio, en el que bajó el precio de los peajes un 0,3 % debido al IPC negativo, Audasa facturó 140 millones de euros. Es la cifra más elevada de los últimos cinco años. Cada día los vehículos que pasaron entre Ferrol y Tui se dejaron un total de 385.000 euros. Los peajes bajaron de precio, pero al mismo tiempo aumentó el tráfico un 4 % como consecuencia de la recuperación económica y el turismo. El resultado final de la facturación supone un beneficio de 58,6 millones de euros brutos y 44 netos. Los números están por debajo de los conseguidos en el 2016 por los gastos que la empresa tuvo que afrontar en tareas de mantenimiento de las vías. Donde no deja de ahorrar Audasa es en el pago de las nóminas. La reducción del personal de cabina permitió reducir el pago de nóminas unos 200.000 euros. Se percibe claramente un ascenso en los ingresos por telepeaje que pasaron de 74 a 81 millones en solo un año. Esta opción de pago ya alcanza la mitad de los ingresos. El total de los 44 millones de beneficios será repartidos en su totalidad por los miembros del consejo de administración

Lo único que amenaza los ingresos de Audasa es el nuevo sistema de cálculo de Fomento para pagar menos por los peajes en el tramo de Rande y A Barcala. Debido a esa modificación, realizada en octubre, Audasa decidió presentar un recurso contencioso-administrativo con el ministerio por una modificación que considera que se ha tomado de forma «unilateral y no justificada» y que el pasado año provocó un descenso de los beneficios de dos millones de euros.

La venta surge en pleno debate sobre la transferencia de la AP-9 a la Xunta

La venta de la AP-9 a tres fondos de pensiones extranjeros no influirá en la gestión directa de la AP-9 a través de Audasa, que tiene la concesión de la autopista hasta el año 2048. Esta operación financiera se produce en medio del debate político sobre la transferencia a la Xunta de la titularidad de la autopista que vertebra Galicia de norte a sur y que ahora está en manos del Ministerio de Fomento. Feijoo le planteó esa reclamación a Pedro Sánchez la pasada semana y el presidente español prometió estudiar el asunto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Comentarios

Fondos de pensiones del Reino Unido, Holanda y Canadá compran la AP-9