Bankia se suma al rechazo al impuesto a la banca y alerta de que afectará a su solvencia

La entidad cree que el tributo carece de sentido y reclama una fiscalidad común para el sector en Europa


madrid / la voz

La presentación de los resultados semestrales se ha convertido en el mejor altavoz para que los bancos muestren su frontal oposición a la pretensión del Ejecutivo de imponer un gravamen a las entidades financieras para que estas contribuyan al pago de las pensiones. Si el miércoles fue el Santander el que amagó con un cambio de sede para esquivar el tributo -del que aún no se han dado detalles-, ayer fueron Bankia y Bankinter los que reforzaron el discurso único de rechazo al impuesto.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, aseguró que el gravamen perjudicará a la solvencia y a la rentabilidad del banco, cuya privatización -después de su rescate con dinero público en el 2012- aún no se ha completado. De hecho, Sevilla apostó por avanzar en la unión bancaria con una fiscalidad común en la Unión Europea (en la que, obviamente, el tributo que perfila el PSOE no tendría encaje).

Sevilla argumentó que un impuesto específico a la banca acabará afectando no solo a la cotización bursátil del sector, sino que también impactará en la ya ajustada rentabilidad de las entidades financieras y en su solvencia. Por ello, reclamó al Ejecutivo «visión global» respecto a la fiscalidad y sus consecuencias negativas para los accionistas, recordando que el propio Estado es propietario de más del 60 % de Bankia.

Bankinter sostiene que el gravamen es tan injusto que no cree que el Ejecutivo lo aplique Y es que, según el ejecutivo, la incertidumbre de los planes del Gobierno sobre el referido impuesto ya está penalizando el valor de los bancos en bolsa, de forma que, incluso antes de aprobarse, ya está resultando negativo. Recordó, además, que esto es especialmente negativo para Bankia, que aún no ha completado su privatización. La entidad ganó 515 millones de euros en la primera mitad del ejercicio, prácticamente lo mismo que un año atrás, por la ausencia de extraordinarios y pese a los gastos que le supuso la integración de BMN.

«El sector no lo aguanta todo»

También se opone al nuevo impuesto la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, que ayer lo calificó de «absolutamente injusto», advirtiendo, además, que «el sector no lo aguanta todo», en referencia al riesgo que el gravamen supone para la estabilidad de las entidades financieras.

De hecho, Dancausa incluso dudó de que el Gobierno llegue a aplicar el nuevo tributo, precisamente por lo injusto que es: «Imponer mayores cargas a un sector u otro es una desventaja y un tema de inequidad. De hecho, dentro del sector también hay muchas desigualdades, por lo que no me parece lo más oportuno».

Bankinter ganó entre enero y junio 261,2 millones, un 8,4 % más que en el mismo período del año pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Bankia se suma al rechazo al impuesto a la banca y alerta de que afectará a su solvencia