¿Tiene el diésel los días contados?

Dos expertos del sector de la automoción dan su opinión sobre la polémica


Guerra del Gobierno al diésel y sorpresa en el sector. La ministra para la Transición Ecológica sentenció este miércoles que este motor «tiene los días contados». «Durará más o menos, pero sabemos que el impacto de las partículas que emite en lo que respiramos es suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida», valoró Teresa Ribera apenas 24 horas después de reunirse con el presidente de Anfac, la asociación de fabricantes de automóviles en España. Desde aquí han pedido «moderación» al Gobierno y alertado de las «graves consecuencias» en empleo, industria y cambio climático ante los posibles vetos a esta tecnología: 40.000 trabajos en España están vinculados a la producción y venta de vehículos

Sin llegar a concretar nada, la titular de la nueva cartera del Gobierno socialista sí dejó entrever penalizaciones fiscales, ya sea en el carburante, ya en los vehículos con estos motores. ¿Es precipitado el anuncio del Ejecutivo sobre el proceso hacia la descarbonización de la movilidad? Dos expertos del sector nos dan su opinión sobre el tema: José Antonio León Capitán, director de Relaciones Institucionales y Comunicación Groupe PSA España y Portugal, y Jesús F. Lampón Caride, ingeniero industrial especializado en el sector de automoción y profesor de la Universidad de Vigo.

La industria alerta de que el coste del alza del diésel lo asumirá «toda la economía»

j. m. c.

El proyecto pasaría por gravar con hasta 9,5 céntimos de euro por litro de diésel para igualar su precio al de la gasolina

Las alarmas se han encendido en la industria ante la penalización en el consumo de gasoil que quiere aplicar Hacienda. Las organizaciones empresariales vinculadas a la automoción, el transporte de mercancías o las fábricas de componentes auxiliares, entre otras, advierten al Gobierno de las «graves consecuencias» que tendrá para la recuperación económica, en general, y para el empleo y la producción de muchas fábricas.

El sector del automóvil ha tomado la avanzadilla en estas advertencias al indicar que «se pueden perder oportunidades de nuevas adjudicaciones de modelos y, con ello, que la industria se debilite gravemente». Son las palabras del presidente de Anfac (la patronal del automóvil), José Vicente de los Mozos, quien recuerda que esta industria emplea a 40.000 trabajadores en 17 fábricas y produce más de 1,2 millones de diésel cada año. De los Mozos ya ha mantenido un encuentro con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a quien le expuso la necesidad de trabajar «en un nuevo modelo de movilidad cero y bajas emisiones, en atacar el envejecimiento del parque automovilístico y en desarrollar el coche alternativo», sin tener que penalizar fiscalmente al diésel.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

¿Tiene el diésel los días contados?