José Manuel García: «Es una aberración pagar 0,67 euros por un litro de leche y 15 por un cubata»

Desde que acabó la carrera, el directivo ha trabajado para cinco empresas y ha tenido 24 domicilios diferentes. Hoy es director general de De Heus Nutrición Animal

.

redacción / la voz

Es el primer directivo de una compañía gallega cuya propiedad dio tantas vueltas que es difícil adivinar, a la primera, a quién pertenece. En la actualidad se denomina De Heus Nutrición Animal -capital holandés del Royal De Heus Group-, pero en Galicia, en donde nació en 1965, se la conoce por Saprogal. José Manuel García es el director general para España.

-¿Cuánto cuesta un café?

-¿En dónde? ¿En Madrid? Es el sitio más barato, 1 euro. Lo tomo cerca de nuestra oficina, próxima al Santiago Bernabéu. Aquí, sin embargo, 1,30.

-¿Y un litro de leche?

-Depende. Desde los 67 céntimos hasta cerca de un euro.

-¿Por qué sabe el precio de un litro de leche?

-Por deformación profesional. Mis orígenes fueron en el lácteo.

-¿Qué le parece lo que está ocurriendo en este sector?

-Hay una asincronía total entre el precio en origen y el final de todos los productos de origen animal. No hay suficiente valor añadido ni márgenes como para remunerar a toda la cadena, incluido al ganadero. Hay que irse a economías de escala. Un tomate, un pimiento, cualquier producto que prácticamente no requiere manipulación multiplica su precio desde el origen hasta el consumidor unas 6 o 7 veces. En los productos de origen animal se multiplica por 2 o 3, cuando, sin embargo, requieren más gastos operativos. No están suficientemente remunerados.

-¿Quiere decir que los productos deberían estar más caros?

-Me atrevo a decir que sí. Estamos en una sociedad en la que es necesario pagar los niveles que tenemos en sanidad, seguridad alimentaria, higiene, etcétera. Este es el grave problema de la industria alimentaria. Los márgenes no son suficientes para remunerar el esfuerzo inversor del empresario. Empezando por el ganadero.

-¿Por qué hemos llegado a esta situación?

-Me parecen una aberración pagar en una ciudad como Madrid 0,67 euros por un litro de leche, cuando pagamos un euro y algo por un café; 15 por un cubata, y por el móvil, 70, 80, 100 euros al mes dependiendo del contrato.

-¿Cuál es la solución?

-Generar valor añadido. Estamos presenciando el fenómeno de productos ecológicos, de lo natural. La gente dice: «Estamos volviendo al campo de nuestros abuelos». Como técnico te puedo decir que es un error. Nuestros abuelos comían productos naturales, pero morían antes. Había parasitosis, muchas infecciones... Yo no quiero comer como mis abuelos. Otra cosa es que tengamos que recuperar ciertos sabores.

-Me imagino que se dice por lo que se les da de comer a los animales, los antibióticos...

-El alimento hay que procesarlo. Yo vivo en Madrid y con cinco años recuerdo ir de la mano de mi madre a comprar leche. Íbamos a la vaquería, donde había 20-40 vacas. Las condiciones sanitarias eran penosas. Las enfermedades que había se han conseguido evitar a través del esfuerzo inversor de los ganaderos y de la industria. Hay que tener consumo responsable. Pero la responsabilidad de la Administración es que la población consiga esos objetivos de la forma técnica adecuada. No podemos poner en peligro la sanidad.

-Licenciado en veterinaria y máster en instituto de empresa. ¿Usted pisa el campo?

-Lo pisé más de lo que lo piso. Lamentablemente para mí. Del sector primario me llama la atención su dedicación.

-De Heus tiene sede en A Coruña, pero no hay ningún directivo.

-Claro que sí. Yo soy responsable de España. Estoy aquí y en las ciudades donde tenemos presencia. En Madrid disponemos de una oficina diría que logística, importante para la gestión de operaciones. Este es un país muy grande y aquí tenemos 11 fábricas. Es importante que esté la sede social en Galicia, donde nació la compañía; es su legado histórico. Aquí se localizan los servicios de tesorería, contabilidad... muchas personas trabajan aquí desde hace muchos años y este es un know how fundamental.

-Me dicen que buscan nuevas oficinas.

-Sí. Más modernas, con más luz. Como deseo personal, me gustaría que nos quedásemos en el centro de A Coruña. Para nuestros empleados es más cómodo, pero si tuviésemos que desplazarnos también buscaríamos la comodidad.

-Esta firma fue de capital gallego, luego norteamericano, ahora holandés. ¿Habrá más cambios?

-No [zanja la respuesta con seguridad y analiza posibles concentraciones a nivel europeo]. Manejamos un producto que es muy local, porque llevar pienso de Galicia a León es muy poco competitivo. El compromiso de De Heus con el mercado español es firme y lo evidencia el plan de inversiones para modernizar y actualizar las fábricas existentes, así como para expandir la red productiva mediante la adquisición de nuevos centros de producción. Con este propósito se adquirió en el 2017 la antigua planta de piensos compuestos de Acorex en Badajoz y, más recientemente, las dos plantas de Piensos Unzué en Navarra.

-Como persona, ¿quién es usted? ¿Ha estado en algún parto de vacas?

-He estado en partos de vacas, he atendido mamitis... Lo que soy viene de mi experiencia profesional. Hoy me pagan para ser director general. Estoy muy volcado en el trabajo. Siempre lo he estado, quizá demasiado. He trabajado en cinco compañías diferentes y desde que acabé la carrera, hace 35 años, he tenido 24 domicilios diferentes.

-¿Hijos? ¿Aficiones?

-Dos hijos. Y afición, la escalada. He subido cinco veces el Naranjo de Bulnes, en los Picos de Europa. En Madrid también hay buenos sitios para la escalada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

José Manuel García: «Es una aberración pagar 0,67 euros por un litro de leche y 15 por un cubata»