Viana do Castelo: 135 millones y 1.800 empleos del motor ganados a Galicia

El municipio luso se convierte en polo de atracción para los proveedores de PSA Vigo


vigo / la voz

A 60 kilómetros de la frontera con Galicia y tres cuartos de hora escasos por autopista, Portugal levanta un paraíso para las multinacionales del automóvil que llegan para proveer a PSA Vigo.

El ayuntamiento de Viana do Castelo apenas supera los 88.000 habitantes, pero en el 2019, cuando la media docena de nuevos proveedores de automoción instalados en sus parques empresariales estén a pleno rendimiento, habrá ganado 1.800 trabajadores y 135 millones de euros de inversión de gigantes de los componentes de coches que, antes de irse a Portugal, buscaron instalarse en Galicia como primera opción.

Este balance lo acaba de hacer público el propio alcalde (presidente de la cámara municipal) de Viana do Castelo, José María Costa, ante los responsables de la multinacional japonés Howa Tramico, que este pasado miércoles acudieron a la localidad portuguesa a inaugurar su planta.

La compañía nipona ha invertido 10 millones de euros, y creará más de 100 empleos en el país vecino, cuando en otras circunstancias debería de haberlo hecho en Galicia. Está especializada en la fabricación de componentes textiles y espumas para los aislamientos térmicos y acústicos del interior del vehículo, y su planta de Viana dedicará el 100 % de su producción a los nuevos lanzamientos de PSA Vigo.

El caso se repite con la francesa Eurostyle Systems, que ya tiene varias unidades productivas en el país luso, y ahora destina 18 millones en dos nuevas fábricas en Viana do Castelo, que en el 2019 habrán generado 100 nuevos puestos de trabajo.

Otra francesa, Steep Plastique, especializada en componentes plásticos del automóvil, invertirá hasta el 2021 cerca de 50 millones de euros y creará 250 puestos en Viana, en donde su nueva planta arrancará la actividad este otoño. Un ejemplo más: la alemana Saertex, especializada en composites, invirtió 3,5 millones en una nueva sede.

Gracias a las plantas que ya están operativas, este pequeño concello ocupa el lugar número 12 de los más de 300 municipios que hay en Portugal por volumen de exportaciones (191 millones en el 2017).

El factor proximidad

De ello presume el alcalde Costa, que explica así de claro las bazas de este municipio: «Viana do Castelo ofrece buena ubicación y conectividad por aire, mar y tierra, apoyos y acompañamiento a la inversión, buenas escuelas de formación profesional y politécnicas, un ambiente empresarial favorable y diversificado en el entorno industrial, destacando por encima de todo, la proximidad a Galicia».

Costa es uno de los presidentes de cámara más activos en la captación de multinacionales, y los resultados de su gestión son apreciables en el parque empresarial de Lanheses, en donde se levantan las mayores inversiones.

Su labor ha sido decisiva, porque en Portugal es la corporación municipal la gestora del suelo público en cada a, y el alcalde tiene plenas competencias para incentivar la instalación de una nueva empresa, aprobando por decreto bonificaciones o, directamente, exenciones en el pago de impuestos.

Adecco y Randstad se instalan en el municipio luso para seleccionar a miles de candidatos

La instalación de grandes proveedores del automóvil en Viana do Castelo llega acompañada de la creación de 1.800 empleos, todo un aliciente para que los mayores agentes de colocación hayan decidido instalarse con oficinas físicas en esta pequeña localidad. Es el caso de Randstad, cuyo servicio se completa con un centro de operaciones que creará 150 empleos; o de Adecco, una de los principales oficinas de empleo que trabaja con PSA.

La avalancha de multinacionales de automoción instaladas en los últimos tres años en suelo luso tiene una explicación: la planta viguesa de PSA lanzará cuatro nuevos modelos hasta el 2020 (una nueva gama de furgonetas Peugeot, Citroën y Opel, y un todocamino de Peugeot). La inversión de 600 millones de euros en este multiprograma industrial garantiza el futuro de la planta, pero no el del parque de proveedores instalados en Galicia, que no ha conseguido ganar peso con las adjudicaciones. Solo la alemana Benteler hará una nueva planta, en el municipio de O Porriño. Las otras diez multinacionales que llegan atraídas por la carga de trabajo de PSA han optado por Portugal.

Viana es un ejemplo, pero la práctica se extiende por todo el país. Según datos del Ministerio de Economía luso, los vecinos portugueses recibirán 250 millones de euros, hasta el año 2020, en 11 proyectos de inversión promovidos por multinacionales de componentes. Más de la mitad de las nuevas localizaciones se situarán geográficamente en el tercio norte del país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Viana do Castelo: 135 millones y 1.800 empleos del motor ganados a Galicia