¿Compras una «app» para el móvil con la misma precaución que firmas una hipoteca?

El Banco de España avisa: contratar con el móvil reduce la percepción del riesgo, y reclama una mayor formación en finanzas básicas

.

Santander

¿Quién no ha clicado en «aceptar» sin leer previamente los términos y condiciones cuando aparecen en una aplicación del móvil o de la tableta? ¿Y haríamos lo mismo si fuese, por ejemplo, el contrato de un crédito que debemos firmar de nuestro puño y letra? El Banco de España sostiene que no, y señala esa despreocupación cuando usamos los nuevos desarrollos tecnológicos para informarnos o contratar productos financieros como un riesgo del que es preciso ser consciente.

Así lo aseguró ayer en Santander el subgobernador del supervisor, Javier Alonso, en la clausura del seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Los resultados de la Encuesta de Competencias Financieras, presentada hace un mes muestran que el país no anda sobrado de la imprescindible educación financiera (más de la mitad de los entrevistados no comprenden qué es el tipo de interés compuesto), y Alonso destacó cómo dicha falta de formación dispara la vulnerabilidad de los consumidores en un contexto de innovación financiera imparable.

«Los desarrollos tecnológicos están cambiando la manera en la que los clientes se relacionan con las entidades financieras y contratan sus productos, y aunque viene acompañado de ventajas, también riesgos», señaló. Uno de los principales es la creciente divulgación de información relevante, precontractual o contractual, a través de los dispositivos móviles. «El tamaño de la pantalla, la aparente amabilidad de las aplicaciones y la inmediatez de la aceptación limitan la capacidad del cliente para saber qué es realmente lo que está consintiendo y obstaculizan determinados aspectos básicos en la contratación de productos financieros, tales como la lectura de los términos y condiciones de los contratos o la interacción para resolver preguntas sobre ellos».

Por ello, advirtió que igual que el cliente es consciente de la «trascendencia del compromiso que adquiere» cuando firma un contrato de puño y letra, debe serlo también cuando pincha una pantalla táctil donde dice «acepto los términos y condiciones del contrato».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

¿Compras una «app» para el móvil con la misma precaución que firmas una hipoteca?