La industria textil y el comercio se ahogan en la mercancía de temporada sin vender

Las firmas abren una guerra de precios para dar salida al máximo «stock» posible en los 15 días que quedan antes de las rebajas


vigo / la voz

La industria gallega del textil y complementos y el comercio de moda en general no recuerdan haber pasado una primavera tan fría y gris en sus balances. Ni en los peores años de la crisis los almacenes acumulaban tanta mercancía sin vender como en esta temporada.

La lluvia y las temperaturas inusualmente bajas a estas alturas del año tienen buena parte de culpa. La otra parte la lleva un sector que ha pecado de optimista, y ha tirado de producción sin contar con un mercado desanimado por el mal tiempo e índices de confianza a la baja.

Desde que las colecciones comenzaron a llegar a las tiendas a finales de febrero hasta que estos próximos días empiecen a asomar los primeros rayos de sol desde hace muchas semanas, las terminales de cobro apenas han registrado operaciones suficientes para pagar gastos corrientes.

«La situación es crítica para muchos negocios que se han visto obligados a hundir sus márgenes para evitar entrar en pérdidas», aseguran desde la Federación de Comercio de Galicia, donde carecen de cifras para un primer balance.

«La campaña está perdida»

«No se ha vendido y los almacenes están llenos. No nos queda otra opción que recurrir al descuento para una campaña que ya está perdida», sostiene un ejecutivo de una firma textil gallega.

Desde el sector explican que durante los años de debilidad de la economía española, los descuentos se convirtieron en la principal herramienta comercial de las empresas de moda. Una vez superada la crisis, el discurso generalizado ha sido el de la necesidad de dejar de competir en precios para no debilitar los márgenes.

Pero la necesidad obliga y los 15 días de junio que quedan por delante son la última oportunidad para dar salida a las colecciones antes del arranque tradicional de las rebajas.

Un paseo por las calles de compras y centros comerciales de cualquier ciudad gallega confirma la guerra de precios en que se encuentra sumida la moda antes de las rebajas. Dentro de dos semanas todos los artículos estarán a mitad de precio, o como mínimo con un 20 % de descuento, pero la mayoría de las cadenas han adelantado y acentuado sus recortes de precios.

Bimba y Lola anuncia en sus escaparates «descuentos especiales», y eleva hasta el 60 % las ofertas en los Outlet Days en compras on-line. Adolfo Domínguez ofrece recortes en una selección de prendas de verano, y hasta un 50 % de rebaja en la campaña de venta privada a través de su web.

Bershka también explica en su escaparate una rebaja del 40 % en artículos seleccionados. Esta bajada de precios está disponible del 17 de mayo al 26 de junio, solo hasta una semana antes de la llegada de las rebajas. En Massimo Dutti también se puede disfrutar de precios especiales. Los clientes que acudan a la tienda física podrán obtener un descuento de hasta el 30 %. El 28 de junio expira esta promoción, que volverá con la llegada de las rebajas de verano solamente tres días después.

Incluso Zara, que habitualmente huye de descuentos y promociones, se ha sumado a la fiebre del momento. Hasta el 30 de junio, se puede disfrutar de un 40 % de descuento en artículos seleccionados de Zara Kids. Zara Woman, Zara Man y Trafaluc se quedan fuera de esta oferta en tiendas físicas.

El Corte Inglés lanza un «festival de descuentos» de hasta el 40 % en distintas marcas hasta el 28 de junio,

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La industria textil y el comercio se ahogan en la mercancía de temporada sin vender