La mujer que dio la mitad de su sueldo para crear guarderías

Japón está promoviendo el empoderamiento laboral femenino con las «womenomics», un término que define el conjunto de medidas para atraer a las mujeres al mercado laboral


Yuriko Koike es la primera mujer que ocupa el cargo de gobernadora de Tokio. Es una persona luchadora y peleona por el avance de la situación de las ciudadanas de su país en el mundo laboral, lo que no tiene nada de extraño. Cierto. Lo insólito llegó con el anuncio de que Koike iba a reducir su salario a la mitad para que el ahorro generado a las arcas públicas se destinara a la construcción de nuevas guarderías. ¿Qué político conocido en España es capaz de hacer tal cosa? Quizá los haya, aunque a bote pronto no se adivine. En todo caso su gesto denota que algo ocurre en Japón.

Maite García Almazán, que vivió y trabajó como periodista en el país, cuenta que sus ciudadanos «son muy educados, aunque terriblemente estrictos con las normas. «Lo que tiene su parte positiva -explica-, ya que en Tokio se disfruta de un civismo de película: se respetan semáforos, nadie tira nada al suelo, bicis y peatones conviven en las aceras...». Los japoneses son sinónimo de grupo, de colectivo. Funcionan mejor en equipo, lo que demuestran en su día a día «cuando se ponen su mascarilla para no contagiar al resto».

Pero el ser tan estrictos, continúa, hace que las emociones y los sentimientos estén aparcados, lo que pone al individuo, interiormente, ante momentos muy difíciles de asumir. Los que no se amoldan a un modelo tan marcado y cuadriculado sufren por incomprensión.

En este país, moderno y cosmopolita, cuando las mujeres se convierten en madres dejan de trabajar. Pero esta manera de actuar acorde con una tradición se ha vuelto en contra de la economía del Estado, y hoy Japón no tiene mano de obra activa como consecuencia de la baja natalidad y el envejecimiento de la población. El Gobierno está promoviendo el empoderamiento laboral femenino con las womenomics, un término que define el conjunto de medidas para atraer a las mujeres al mercado laboral. Algún logro ha tenido, pero todavía queda recorrido Es en este contexto en el que Yuriko Koike decidió entregar la mitad de su sueldo para la creación de guarderías. La medida, según Miguel Ángel Pérez Laguna, director de Promise People Innovation, es un golpe de efecto «loable, pero que no genera tendencia en una sociedad y, por lo tanto, tampoco tiene demasiada utilidad». Los grandes cambios sociales, recuerda el experto en evaluación del talento, siempre se producen cuando son multitudinarios, pero no cuando los realiza una sola persona por muy carismática que sea. Subraya que ni todos los cargos en un Gobierno o en una compañía tienen la misma retribución ni tampoco la misma categoría y, además, cada individuo tiene unas necesidades que debe cubrir. Por lo tanto, si la sociedad constata una necesidad determinada es el conjunto de los ciudadanos el que la debe satisfacer. Esa es, sin duda, la fuerza de la colectividad. Sin embargo, no hay ni un solo grano de arena de una playa que no sea importante. Mientras unos forman una alfombra de fabulosa estética, otros se convierten en auténticas agujas cuando rozan la planta del pie. Por eso, ante la medida unilateral adoptada por la política nipona solo cabe decir ¡chapó!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La mujer que dio la mitad de su sueldo para crear guarderías