La nueva Zara: no te lo pruebes, ya lo hace el espejo por ti

La marca enseña de Inditex presenta todo un elenco tecnológico que cambia el concepto de compra


redacción / la voz

El ritmo al que contribuyen las ventas por Internet al incremento de la facturación de Inditex (más de 2.500 millones de euros al cierre del 2017) está entre los argumentos que han llevado al gigante textil a elevar el área on-line a la categoría de sección, al nivel de las de mujer, hombre y niño. La reformulación de su escaparate ya tiene nombre y lugar: la flagship de Stratford, en Londres, reabierta el pasado jueves.

En este centro se ha puesto en marcha una nueva experiencia de compra, en buena parte, ya conocida por los usuarios de los establecimientos que la compañía gallega tiene en el centro comercial Marineda City, en A Coruña.

Con ello, Inditex da un paso en la política de integración de tienda física y on-line, dentro de su estrategia de aunar distintos conceptos de venta. La que da rostro a esta idea no es otra que la tecnología, la gran aliada en el liderazgo del gigante de Amancio Ortega. ¿Pero cuáles son los cambios y cómo podrá aprovecharlos el cliente? En esencia son cinco.

integración de tiendas

Física y en la red. El usuario que acuda, en este caso, al nuevo centro de Stratford (Londres) podrá acceder a las secciones habituales de mujer, hombre y niño para elegir entre las distintas colecciones de la firma. Pero dispondrá, además, de un área específica de venta por Internet, para la compra y recogida de pedidos realizado a través de este canal.

funcionamiento

Entregas rápidas. La sección on-line de las tienda recién reabierta recuerda al sistema que ya está operativo en el centro coruñés de Marineda City. Primero se efectúa la compra en la Red y luego esta se retira en el punto de recogida instalado dentro del propio establecimiento. En caso de que la adquisición de un artículo se realice antes de las dos de la tarde, el cliente podrá contar con ella a lo largo de esa misma tarde. Si la operación se hace a partir de las 14 horas, la entrega en esta sección de la tienda estará habilitada a lo largo de la mañana del día siguiente. Se trata de un nuevo recorte en los tiempos de recepción de pedidos.

Ya en agosto del año pasado, Inditex, también con su marca insignia, entró en la pugna de envíos exprés, de forma que en tiendas de ciudades como Madrid, París, Londres y Shanghái los clientes pueden acceder a sus compras en el mismo día.

tecnología

Personal y robotizado. Las entregas en tienda de la paquetería se realiza en puntos de recogida específicos. Una vez que se formaliza la compra, el cliente recibe un código QR o un código PIN. Una vez en el punto de recogida y utilizado ese código, un brazo robotizado selecciona el pedido y procede a la entrega en apenas unos segundo. Un sistema muy operativo que siempre está supervisado por personal de la compañía.

comprar sin probar

Espejos interactivos. Sin duda, toda una experiencia. Quién no ha entrado en un probador cargado de artículos para, al final, y con suerte, quedarse solo con dos de su agrado, después de haberse puesto y quitado una prenda tras otra. Pues esa, para muchos, engorrosa tarea tiene los días contados. Unos espejos equipados con tecnología RFID (un lector que identifica, sin contacto y a distancia, un objeto) detectan la prenda y visualizan al cliente, que comprueba cómo le sienta sin necesidad de probársela.

modelos de pago

Cajas rápidas. A las cajas habituales, en la aplicación de Zara instalada en el teléfono móvil o en los dispositivos del personal de la firma, se acaba de sumar la posibilidad de abonar las compras en un área de pago rápido que identifica los artículos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
42 votos
Tags
Comentarios

La nueva Zara: no te lo pruebes, ya lo hace el espejo por ti