Maduro coloca a una arquitecta en la presidencia de Banesco

La interventora de una de las mayores entidades del país dirigió el quebrado Banco Agrícola


caracas / corresponsal

Hasta ahora, casi nadie en Banesco había oído el nombre de Yomana Koteich, la actual presidenta del banco venezolano desde que fue decretada su intervención, el pasado día 3, y su dirección, encarcelada. La entidad sigue operando igual, aunque con gran incertidumbre entre una plantilla de casi 9.000 empleados que temen por su estabilidad. La intervención del banco podría generar cambios, que los trabajadores temen sean para mucho peor, pues Koteich podrá designar a toda la junta directiva de la institución, en principio para 90 días. Pero el Gobierno de Nicolás Maduro, que ha hecho cultura de las prórrogas indefinidas, podría extender ad infinitum la medida.

Pocos dudan, sin embargo, de que Koteich carece de lo más básico para dirigir una entidad de la complejidad de Banesco, que controla el 25 % de los depósitos, por cuyas redes pasan el 40 % de las transacciones bancarias del país y con casi ocho millones de clientes. De profesión arquitecta, dio el salto del turismo a las finanzas, siempre de la mano, según se comenta, de Diosdado Cabello, enemigo jurado de Banesco y valedor de esta arquitecta de 51 años dentro de los Gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. 

El temor de los empleados

Koteich «es una mafiosa del sector más radical y corrupto del madurismo», según Javier Vivas Santana, un sindicalista de la educación que pasó del chavismo a ser uno de sus más acérrimos críticos. «No tiene capacidad para llevar a buen puerto Banesco», señala Francisco Faraco, un economista especializado en el sistema financiero.

La interventora de Banesco comenzó su carrera en el sector público en el 2005, en el Ministerio de Turismo, como viceministra de Comercialización de Productos Turísticos. Entró en la Administración pública como funcionaria de confianza de Alexis Navarro, en su momento gobernador de la turística isla Margarita, donde Koteich nació y en la que formaba parte de la poderosa comunidad árabe de esa región.

En el 2009, fue designada presidenta del Banco Agrícola, que quebró poco después. «Si no fue capaz de manejar un banco pequeño, ¿cómo va a poder con Banesco?», se pregunta Faraco.

Ahora, el temor de los trabajadores, que Juan Carlos Escotet, presidente del grupo, intenta calmar todos los días, es que su presencia al frente de Banesco se prolongue durante más de tres meses.

El equipo directivo de la entidad está en la cárcel desde hace algo más de una semana. El propio Escotet está en Caracas desde el momento de la intervención para intentar resolver la complicada situación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Maduro coloca a una arquitecta en la presidencia de Banesco