El ganadero se va de Erasmus

Productores gallegos viajan para formarse en granjas de Europa gracias a un plan de Medio Rural

.

SANTIAGO / LA VOZ

Cuando David Rodríguez vio al norte de Alemania una sola granja con 3.000 vacas de ordeño y varios miles de hectáreas de terreno, se dio cuenta de muchas cosas que explican por qué algunos territorios son una verdadera potencia a la hora de competir: percibió la unidad de los productores, con una cooperativa pujante de 90 socios; pudo ver los más modernos medios tecnológicos y, sobre todo, el cuidado por el bienestar animal: establos con madera y ventilación, y que aprovechan la luz solar.

Los universitarios se van de Erasmus. Los productores gallegos, también. Medio Rural destinó entre los años 2017 y 2018 más de 140.000 euros para financiar visitas de agricultores y ganaderos a explotaciones de otros países de la UE. El objetivo es intercambiar conocimientos y buenas prácticas.

Galicia ha sido pionera en la implantación de este programa, que recibe el nombre de Erasmus Agrario, y que constituye parte de una iniciativa cuyo objetivo prioritario es fijar población en el rural. Los viajes, con los que se pretende compartir experiencias de innovación, duran entre 5 días y un mes. «Nesta primeira convocatoria, os proxectos subvencionados centráronse nas visitas máis curtas; realizáronse en grupos de entre 10 e 20 participantes e foron 14 as entidades beneficiarias destas axudas, entre agrupacións de produtores, comunidades de montes veciñais en man común, universidades, organizacións profesionais agrarias, cooperativas e empresas», explican desde Medio Rural.

El ganadero de Palas de Rei es uno de los que participó en una de estas expediciones formativas. En Alemania, David Rodríguez, además de una gigantesca explotación al norte, también pudo visitar una granja escuela. Aprendió cómo preparan al personal que trabaja en las explotaciones y los distintos estudios que hacen allí sobre los animales. De Alemania partieron hacia Dinamarca. «Alí vimos granxas máis familiares, de 200 a 400 animais, pero cuns niveis de robotización para o ordeño que dan moita calidade de vida aos donos da explotación», explica este joven, quien considera que este viaje le ha servido para comprobar que en Galicia hay buenas granjas, sin duda, pero que queda aún mucho por mejorar.

Rosa María Ares Sanjurjo, que está al mando de una granja de vacuno de carne en el municipio coruñés de Aranga, es otra de las ganaderas que han participado en de Erasmus Agrario. Ella, concretamente, viajó hasta Irlanda.

«Alí poidemos visitar as explotacións e o seu manexo: o gando alí ten máis idade», precisa Rosa, «e sobre todo sorprendeume como alimentan as vacas, fanno co que producen eles, co cereal e coa pasta». Para Rosa, lo más relevante del sistema de producción de vacuno de carne en Irlanda es cómo cuidan los prados, la preocupación por reducir el estrés de los animales y, a su entender, lo más importante: una cuidada ordenación del territorio, que destaca «pola ausencia de eucalipto».

Dentro del programa de Erasmus Agrarios, además de la leche en Alemania y Dinamarca, de la carne en Irlanda, entre los destinos solicitados se encuentra también Italia, para conocer la producción de planta ornamental; y Francia, para visitar otro tipo de granjas. Además, con dinero público también se han financiado establecimientos a diferentes autonomías del Estado: Asturias, Castilla y León, el País Vasco, con el fin de intercambiar experiencias sobre viveros y empresas, y sobre regadíos y granjas ecológicas, sobre todo, de la gente más joven.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

El ganadero se va de Erasmus