«Ya sabemos lo que nos puede pedir a cambio el FMI»

«Tropezamos en la misma piedra», lamentan, a la vez que recuerdan los últimos ajustes en pensiones

Graciela Pereira, emigrante gallega en Argentina
Graciela Pereira, emigrante gallega en Argentina

buenos aires / e. la voz

Para entender lo que puede pasar por las calles de Buenos Aires hay que saber primero que los argentinos piensan en dólares: es la moneda de referencia desde hace 50 años. Que se ahorra en esa divisa y que muchos desconfían de los bancos para meter su plata.

Graciela Pereira, nacida en el Centro Gallego en su etapa de esplendor y con abuelos y raíces en Lalín y Foz, reconoce que ve «muy mal la situación económica», no solo para ella, sino principalmente para sus paisanos gallegos, principalmente los mayores, por la inflación, el ajuste oficial y la fuerte presión impositiva. «Lo veo peor con las últimas medidas [de Mauricio Macri para el ajuste y restricción en el gasto], y a esto se suma lo que puede pasar con el Fondo Monetario Internacional, que es algo que ya vivimos en décadas anteriores. Así que tropezamos dos veces con la misma piedra. Y las medidas del Gobierno argentino son más de ajuste hacia la clase trabajadora», apunta.

Graciela Pereira
Graciela Pereira

A Manuel, nacido en A Peroxa (Lugo) hace 80 años y socio del Centro Gallego desde los sesenta, los 320 euros mensuales de su pensión le llegan para poco. Más de la mitad lo tiene que destinar a su atención médica y a pagar fármacos. «Muchos podrán decir que no, pero yo pienso que el ajuste [en las cuentas públicas del Estado argentino] debería ser mayor: es necesario», lanza casi sin pensar tras preguntarle por la situación económica de un país abocado a pedir rescate de nuevo al FMI. «A mí Macri o el Fondo Monetario no me interesan, a mí me importa lo que pase con el Centro Gallego, eso sí», añade.

«¿Cómo lo van a vivir los gallegos esta nueva situación? Los paisanos aquí son muy mayores, y los que son socios del Centro Gallego padecen además ahora la difícil situación del hospital. Es algo que duele. Muchos, afortunadamente, no dependen exclusivamente de la entidad, llevan años en Argentina y gracias a su trabajo y al apoyo de la familia tienen cierto resguardo tras haber pasado varias crisis, siempre guardando para tiempos peores. Esto es lo que padece mi tía con 92 años», explica Graciela.

Sara Amado, de 74 años y originaria de Neaño, Cabana de Bergantiños, va directa, sin rodeos: «No entendemos nada de lo que sucede, yo al menos cada vez entiendo menos: lo que se cobra como jubilado cada vez da para menos y la situación es difícil, sobre todo en materia de inseguridad ciudadana». «En lo económico -añade- es difícil, y si tengo que hablar de Mauricio Macri, lo prefiero antes que otros».

Lorena Lores, emigrante gallega en Argentina
Lorena Lores, emigrante gallega en Argentina

Lorena Lores, con familia en O Grove y secretaria de la Federación de Asociaciones Gallegas, explica que los grandes damnificados por la situación de flotador pedido al FMI son los jubilados: «En Argentina están en una situación muy complicada tras los recortes que se han producido: hoy ya no tienen medicamentos gratuitos y a los gallegos de la tercera edad no les alcanza para vivir». «Esto, sumado a las tarifas de servicios públicos: con lo que cobran de pensión no pueden vivir, ya que asumen también un aumento continuo en los precios en los alimentos, en las tarifas de servicios públicos y en los medicamentos, y aunque tengan alguna ayuda que llega de España, se ha disparado todo mucho, y al final no les alcanza», detalla Lores.

Lorena Lores
Lorena Lores

«Esperamos -concluye esta emigrada- que el presidente Macri, que decidió afrontar ahora un nuevo acercamiento al FMI, recapacite y retrotraiga el tarifazo previo [que ha afectado a pensionistas y trabajadores], para dar oxígeno al consumidor y reactivar el mercado. Porque lo que nos puede pedir el FMI ya lo sabemos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Ya sabemos lo que nos puede pedir a cambio el FMI»