El Gobierno accede a que al menos las pensiones mínimas suban siempre el IPC

Todas las prestaciones se ajustarían a la inflación en época de bonanza, mientras que si hay crisis solo lo harían las más bajas


Madrid / Colpisa

El enfado de los pensionistas y su movilización en la calle continúa dando frutos y está consiguiendo traspasar líneas rojas que hasta ahora parecían infranqueables. Su reivindicación es clara: mantener el poder de compra de sus prestaciones, que en los dos últimos años se han resentido como consecuencia de una revalorización de solo el 0,25 %, muy inferior a la subida de los precios.

Si hace apenas dos semanas el Gobierno accedía a actualizar con carácter general las pensiones de acuerdo con la inflación este año y el que viene -lo que se traducirá en un incremento del 1,6 % en el 2018-, ahora da un paso más y se muestra dispuesto a firmar un acuerdo por el que todas las prestaciones se revaloricen en sintonía con el IPC en los momentos de bonanza económica y, en época de recesión, se blinde al menos el mantenimiento del poder adquisitivo para las prestaciones más bajas (un concepto genérico que luego habría que concretar).

Esta es la propuesta que se discute ahora en el seno del Pacto de Toledo y a la que el PP ha dado el visto bueno. Se trata de una iniciativa presentada por el portavoz del PDECat en esta comisión, Carles Campuzano, después de que el resto de las formaciones le encargaran la tarea de presentar un nuevo mecanismo de revalorización de las pensiones. «Esta propuesta, que discutimos hace un par de semanas, suscita amplios acuerdos y discrepancias en algún punto», admite el diputado catalán, que apunta que, además del plácet del PP, cuenta con el consenso de Ciudadanos y el PNV.

En lo que sí parecen estar de acuerdo todos los partidos es en la necesidad de crear un nuevo mecanismo de revalorización de las pensiones que tenga como objetivo principal garantizar el poder adquisitivo de los mayores, por lo que se articularía fundamentalmente en función de los precios al consumo. Sin embargo, según esta iniciativa presentada por el PDECat, el nuevo índice se vincularía también a los ciclos económicos, de forma que cuando la economía esté fuerte se beneficie a todos los pensionistas y, en época de recesión, se proteja las rentas más modestas.

Y es en este punto, en el hecho de no garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo a todos los pensionistas cuando la economía no marche bien, en el que no están de acuerdo PSOE y Podemos. «No estamos dispuestos a incluir otros parámetros de revalorización diferentes al IPC», avisa la portavoz socialista en el Pacto de Toledo, Mercè Perea, que sí deja abierta la puerta a que el Gobierno negocie un acuerdo con sindicatos y patronal para incluir elementos como la marcha de la economía, la productividad o los salarios en el nuevo índice.

«Los ciudadanos deben tener confianza, estar tranquilos, y en este aspecto el IPC es el [factor] más transparente y el que entiende todo el mundo», defiende Perea, que se niega a distinguir entre los pensionistas que más cobran y los que menos, porque para eso, para distribuir la riqueza, ya está el impuesto de la renta.

¿Pacto antes de verano?

Pese a la oposición del PSOE y Podemos, todas las formaciones se muestran optimistas de cara a lograr un acuerdo en el marco del Pacto de Toledo y confían en que pueda ser incluso antes del verano. De hecho, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, pronosticó ayer que habrá «decisiones importantes» esta misma semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

El Gobierno accede a que al menos las pensiones mínimas suban siempre el IPC