Emilio Rial: «Puedo comer dos, tres, cuatro, seis huevos a la semana. Sin problema»

Coren, asegura su director general, está en el mercado en posición compradora, así que a los chinos ni se les ve, ni se les espera

Emilio Rial: «Puedo comer dos, tres, cuatro, seis huevos a la semana. Sin problema» El director general de Coren, asegura, está en el mercado en posición compradora, así que a los chinos ni se les ve, ni se les espera

redacción / la voz

Emilio Rial, director general de Coren, llega a la entrevista desde su despacho,en mangas de camisa aunque, ante la sugerencia del fotógrafo, se pone la chaqueta. Destila educación y muestra su conocimiento de la empresa en la que lleva 38 años: «En la producción de pollos hemos superado el millón a la semana; en huevos, 300.000 al día; 5.000 cerdos se sacrifican cada día y en vacuno unas 400 reses, que son ternera gallega, fundamentalmente». Rial es de Noia (A Coruña), pero, entre risas, recuerda que dicen que «Dios decide dónde naces, pero a uno lo entierran en el lugar de donde es su mujer».

-¡Ya no hay gallinas enjauladas!

-No, ya no hay. A principios de los años 80, Coren fue el primer productor con 3,5 millones de unidades diarias. Con el paso del tiempo, se fueron modificando legislativamente las condiciones de habitabilidad de los animales en las granjas. Lo que antes era una jaula fue cambiando a jaulas con más espacio, con un asiladero, un baño de arena, una chapa rugosa para que puedan limar sus uñas y no dañe a su compañera... Este marco parece que conduce a que las gallinas no deben estar en jaulas, y es lo que ha pensado Coren. Desde hace cuatro años no tenemos jaulas. El 100 % de los animales, alrededor de 300.000, están en una nave con unas puertas laterales que dan acceso al campo.

-¿Sigue siendo Coren el mayor productor?

-No, ya no. Hubo un momento que en España se consumían 300 huevos por habitante y año. En la actualidad, esa cifra es de 180 huevos por habitante y año.

-Por el colesterol.

-Por una serie de factores, sobre los que yo mantengo un espíritu crítico. En los años 80, el sector sufrió en Inglaterra una crisis por un problema de salmonelosis; en ese momento, los médicos también comenzaron a recomendar la restricción del consumo del número de huevos a la semana por el problema del colesterol. A partir de ahí, lanzamos ideas para diferenciar el producto. Comercializamos los huevos enriquecidos en ácidos grasos omega 3. Pero con la entrada de España en el Mercado Común en 1986 hubo una invasión de huevos de Holanda y Francia. Tuvimos que reconvertir la cooperativa, y donde concentrábamos el 60 % de facturación hoy tenemos el 6 %.

-¿Cuántos huevos toma usted a la semana?

-Puedo comer dos, tres, cuatro o seis. Sin problema. Basándome en pruebas científicas, considero que el huevo es uno de los mejores alimentos que existen. El huevo no hace daño. Yo digo, tome un huevo diario que no va a tener problema porque estará bien alimentado.

-Se metieron en la carne de cerdo alimentado con castañas. Parece que es el no va más en los súper. Vamos, en Navidades se agotó.

-Llevamos cinco años, pero los dos últimos... Nosotros somos productores de carne de porcino de capa blanca desde 1975. Dentro de la política de innovar, que es la única forma de desmarcarse de los competidores y tener márgenes, hemos empezado a trabajar con líneas de cerdo distinto. El cerdo alimentado con castañas tiene una genética diferente. Pensamos en alimentarlo con castañas porque es un producto propio de Ourense, que se traduce en un sabor especial de la carne. Además, recuperamos una tradición que sabíamos que funcionaba. Mejoramos la genética para conseguir que el sabor de la castaña llegase a la carne del cerdo a través de la grasa. Nos llevó años de investigación. Hoy estamos comercializando 100.000 jamones anuales. Actualmente, compramos cuatro millones de kilos de castaña de Galicia. Los soutos de Lugo y Ourense que estaban abandonados se han recuperado. Empezamos a adquirir las castañas a 30 céntimos el kilo y hoy estamos a 1,30.

-Dice que en el mundo del porcino, España es, junto con Alemania y Dinamarca, líder en la exportación. Pero estamos llenos de veganos y vegetarianos.

­-¡Qué va! Son cuatro, pero hacen mucho ruido. Lo digo con cariño. El hombre es omnívoro, y sobre todo carnívoro. Claro que debe de comer fruta, verdura, pero no solo eso. Esta es mi opinión personal, que digo con mucho respeto.

-Los pollos, a veces, vienen con plumas y cálamos...

-Deben llevar muy poquitos o ninguno, pero eso es indicativo. Yo he visto en el mercado francés que les dejaban plumas adrede para decir que era un pollo auténtico.

-¿Qué compromiso tiene Coren con Galicia?

-Nuestras 22 industrias están en Galicia. También toda la producción ganadera de Coren está en Galicia, y todo lo que estamos ampliando está en Galicia.

-¿Y los salarios?

-Desde luego están, como mínimo, en línea con el sector.

-¿Este es otro compromiso?

-Sí, eso es.

-Los chinos entran con fuerza por todas partes. También en el sector de la alimentación. ¿Qué les parecería tener a un cooperativista chino, o a un socio chino que compre la mitad de Coren?

-Coren no está en posición de venta, sino en posición de compra. Ese planteamiento ni se me pasa por la cabeza. Hemos adquirido Piensos Dumbría, hacemos colaboraciones puntuales con otras compañías...

-Así que a los chinos ni se les ve, ni se les espera.

-Ni se les ve, ni se les espera.

-Ese puede ser un titular

-Bueno, yo no lo voy a poner.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Tags
Comentarios

Emilio Rial: «Puedo comer dos, tres, cuatro, seis huevos a la semana. Sin problema»