Escotet: «La decisión de intervenir Banesco es política, no se corresponde con los hechos, es desproporcionada»

El empresario hispanovenezolano pide a plantilla y clientes que sigan en la entidad tras la actuación de los agentes de Maduro

;
Escotet: «La decisión de intervenir Banesco es política, no se corresponde con los hechos, es desproporcionada» El empresario hispanovenezolano pide a plantilla y clientes que sigan en la entidad tras la actuación de los agentes de Maduro

Redacción

Camino a Venezuela tras renunciar temporalmente a la presidencia de Abanca en España, el empresario Juan Carlos Escotet ha lanzado un duro alegato de defensa de su banco en Venezuela, Banesco, tras la intervención exprés anunciada a media tarde (madrugada en España) por el régimen de Nicolás Maduro. Escotet recuerda que Banesco ha actuado en todo momento conforme a la ley, defiende la actuación de los 11 altos cargos detenidos por agentes del Gobierno, y sostiene que detrás de este movimiento hay intereses políticos. «Banesco ha sido intervenido injustamente y por motivaciones políticas: es el primer banco de Venezuela, el más rentable, solvente y con mayor cuota de mercado. No hay razones financieras para la intervención», apunta en un nuevo mensaje en Twitter. «Soy, en lo más hondo de mi corazón, un venezolano al que le duele su país».

Escotet recuerda los graves problemas cambiarios en los que se encuentra la economía venezolana y pone el acento en una situación que puede esconder las verdaderas intenciones de la intervención de Banesco: «Las proyecciones indican que el sistema de medios de pago de Venezuela está cada día más próximo al colapso. Y hago esta afirmación del modo más responsable». Y se pregunta si no se está lanzando un «pote humo que desvíe la atención» sobre la caótica situación de la divisa en aquel país. «Las computadoras no tienen campos para incluir todavía más ceros», dice, ante la elevadísima inflación que ha hecho que salgan bolívares con varios ceros, que en realidad valen poco más que unos céntimos de euro.

En su larga reflexión, Escotet pide que los clientes y, sobre todo, los trabajadores (unos 7.000) sigan trabajando con normalidad en el banco. «A los clientes de Banesco les digo que sigan en Banesco ya que bajo mi  propiedad o no siempre será el mejor garante de los depósitos de los clientes. A mis compañeros de Banesco Venezuela les quiero decir que mantengan el ánimo en alto: son ustedes quienes han hecho posible este banco y mantener un servicio de calidad para 8 millones de clientes».

Y a modo de conclusión, explica: «He venido [A Venezuela] a responder, a trabajar por la liberación de mis compañeros, he venido a ofrecer las facilidades necesarias para que la señora interventora [la colocada por el Gobierno para llevar el banco durante al menos 90 días] pueda realizar las tareas que le han asignado; he venido para velar que los servicios a los clientes se mantengan en los altos estándares posibles; he venido para ratificarle a Venezuela que Banesco está listo para continuar ampliando capital y proyectar su actividad para los próximos años».

Feijoo: Abanca «no corre ningún riesgo»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha querido mandar «un mensaje de tranquilidad» tras mantener contactos directivos de Abanca para asegurar que esta entidad financiera radicada en Galicia «no corre ningún tipo de riesgo» de «contaminación» por la intervención de Banesco en Venezuela.

«Tenemos confirmación tanto del presidente del banco, el señor Escotet, como de su consejero delegado y de otros directivos de que la seguridad de Abanca no corre ningún tipo de riesgo», ha garantizado el titular de la Xunta en declaraciones durante su viaje a México.

En este sentido, remarca que hay una «decisión del Gobierno de Venezuela que afecta a un banco dentro del grupo» como es Banesco, pero Abanca «es un banco europeo, con ficha bancaria española», por lo que «en ningún caso queda contaminado por ningún tipo de actuaciones que pueda adoptar el gobierno venezolano».

Juan Carlos Escotet deja por un tiempo Abanca para defender a su equipo detenido por Maduro

Rubén Santamarta / Pedro García Otero

Se ha desplazado a Caracas tras la detención de 11 ejecutivos de su grupo bancario en Venezuela, Banesco, que posteriormente ha sido intervenido por el régimen de Maduro

El régimen de Nicolás Maduro tenía en su punto de mira, desde hace años, al principal banco privado del país, Banesco. Y ha dado un paso clave en su estrategia contra ese grupo: decidió nacionalizar la entidad después de que el fiscal general venezolano anunciara la detención del presidente del banco en Venezuela, Óscar Doval, de origen gallego, así como de diez de sus principales directivos, acusados de intervenir en el mercado de divisas para perjudicar a la economía de ese país.

La gravedad del asunto provocó que anoche, antes de que se conociera siquiera la intervención del Banesco y en una decisión extraordinaria, Juan Carlos Escotet, dueño de todo ese grupo -con divisiones en buena parte de América, España y Portugal-, decidiera «ausentarse temporalmente de sus funciones» como presidente de Abanca, la mayor entidad financiera de Galicia, de la que es también máximo accionista (tiene cerca del 90 % del capital). Ya advertía lo que podía pasar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Escotet: «La decisión de intervenir Banesco es política, no se corresponde con los hechos, es desproporcionada»