«En A Granxa me ayudaron mucho con los trámites»

Juan Carlos Represas, que realizó un ciclo medio de Producción Agroecolóxica, es propietario de una casa de turismo rural situada en Mondariz


Juan Carlos Represas (Ponteareas, 1976) es propietario de A Cantaruxa Maruxa, una casa de turismo rural con huerta ecológica situada en Mondariz. Es el respeto a la naturaleza y la sostenibilidad el punto fuerte del establecimiento. Para poder desarrollarlo, Juan Carlos realizó un ciclo medio de Producción Agroecolóxica en el centro integrado de FP (CIFP, un instituto donde solo se ofrece formación profesional) de A Granxa, en Ponteareas.

Juan Carlos, que terminó su formación en el 2014, llevaba tiempo pensando en arreglar la casa familiar de sus suegros para convertirla en un espacio de turismo rural. Pero quería que tuviese un plus relacionado con el cultivo ecológico, ya que su idea era abastecer la cocina del hotel con este tipo de productos, y por eso necesitó acudir a la FP. Como la idea la tenía clara y ya contaba con el edificio, Juan Carlos no necesitó las instalaciones del vivero de empresas de su instituto, aunque sí le fue muy útil el apoyo de los profesores para dar los primeros pasos del local: «En A Granxa -explica- me ayudaron mucho con los trámites. Había que buscar mucha información de todo el proceso, las subvenciones a las que me podía acoger, y todo debe hacerse en poco tiempo».

A Cantaruxa Maruxa es propiedad de Juan Carlos y su mujer, Lorena Durán, así como de su suegra, Raquel Quesado, que se encarga de la cocina, «y su labor es muy reconocida entre los huéspedes». Todos los clientes tienen incluido con la habitación un completo desayuno casero, y pueden encargar la cena, pero no hay una oferta constante para las noches: «Como usamos productos frescos y de la zona, necesitamos la reserva para poder adquirirlos si no los tenemos nosotros». Las brochetas de solomillo y las cremas de calabaza o puerros son algunas de las estrellas de su menú.

Los fines de semana se ocupan todas o casi todas las cinco habitaciones (cuatro dobles y una suite) de que dispone la casa, y la huerta a veces sirve para que los huéspedes participen de las labores agrícolas, o bien organizan visitas guiadas con explicaciones sobre lo que después van a consumir. En ocasiones, la casa se alquila a una familia en su totalidad o a un grupo -«suele ocurrir en Fin de Año, por ejemplo», explica Juan Carlos- y en general padece del mismo problema que otras casas similares: la estacionalización.

Juan Carlos Represas está muy satisfecho con su paso por el instituto de A Granxa, cree que la formación obtenida ha sido muy útil y el apoyo recabado del profesorado, aunque no fue un acicate para montar su negocio, sí tuvo un gran impacto porque le facilitó el papeleo, a veces la parte más ingrata del emprendimiento.

«Sin el apoyo de mi profesor no lo hubiese logrado»

s. carreira

«Nunca imaginé que yo fuese a montar una empresa», asegura  Antía Parada, propietaria de neumáticos Leiro-Aldao

«Nunca imaginé que yo fuese a montar una empresa». Antía Parada Aldao (Pontevedra, 1991) es un claro ejemplo de cómo con el apoyo adecuado una persona puede dar un salto que nunca hubiese sospechado, y ella lo tiene claro: «Sin el apoyo de Paco, mi profesor, no lo hubiese conseguido». Antía estudió un ciclo medio de administración y después se pasó al ciclo superior de FP de Administración y Finanzas en el IES Luís Seoane (Monte Porreiro), de Pontevedra. Este centro se caracteriza por su defensa a ultranza de cada alumno, una clara apuesta por ayudar a encontrar el camino que mejor le resultará a cada estudiante.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«En A Granxa me ayudaron mucho con los trámites»