Oliu se ratifica en que fue un acierto que el Banco Sabadell no pujara por el Popular

Descarta suprimir la marca del TSB británico porque comercialmente no cambiaría nada

.

Data / agencia

«No nos arrepentimos nada», respondió ayer el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, a la pregunta de si lamentaba no haber pujado por el Popular, a la vista de lo ventajosa que le había resultado al Santander la operación. «No solo no estamos arrepentidos, sino muy satisfechos de no haberlo hecho», insistió durante un almuerzo informativo previo a la junta general de accionistas del banco, que hoy se celebra en Alicante, fuera de Sabadell por primera vez en más de un siglo, después de que la inestabilidad en Cataluña obligara a la entidad a sacar de la comunidad sus sedes social y fiscal el pasado octubre.

Respecto a la compra del banco -la posible fusión de ambas entidades fue un runrún durante años-, Oliu subrayó que consideraba que había sido «una muy buena operación para el Santander y para el sistema». «Pero sabiendo, como llegamos a intuir, las características del balance del Popular, no teníamos modo alguno de asumir una situación tan complicada como esa», añadió.

Recordó que el banco que preside Ana Botín tuvo que hacerle una inyección de 18.000 millones y luego una ampliación de capital de 7.000 millones: «No era adjudicable a un banco como el Sabadell», zanjó.

Oliu, que indicó que su grupo financiero había salido «fortalecido» y había recuperado la normalidad tras el cambio de sede a Alicante, aseguró que la estrategia actual del banco descarta fusiones y se centra en crecer en pymes, especialmente en el mercado británico, donde este fin de semana se completará la migración de la operativa del TSB -la entidad que adquirió en el Reino Unido- a la plataforma del Sabadell.

El presidente también descartó la posibilidad de cambiar la marca del banco británico, asegurando que «pertenece al dominio de los clientes y, comercialmente, cambiarla no cambiaría nada». Cabe recordar que el banco opera en Galicia bajo la marca de Sabadell Gallego, en una estrategia opuesta a la del Santander, que pretende eliminar en el futuro las enseñas Popular y Pastor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Oliu se ratifica en que fue un acierto que el Banco Sabadell no pujara por el Popular