Bum de autónomos en Galicia: 100 altas al día

La cuota reducida de 50 euros captó 6.000 de los 10.000 nuevos afiliados registrados entre enero y marzo

Curso para emprendedores
Curso para emprendedores

vigo / la voz

El calendario de días mundiales pintaba ayer en rojo el dedicado al emprendedor. Tan señalada fecha pasó sin pena ni gloria en Galicia, una comunidad que bien podría haber lanzado cohetes para celebrar un arranque de año de récord: 10.135 nuevos autónomos registrados en el primer trimestre del 2018.

Este bum del autoempleo se explica en gran parte por la entrada en vigor el 1 de enero de la cuota bonificada de 50 euros durante el primer año de actividad. Es la medida estrella de la nueva ley de disposiciones de apoyo al trabajo autónomo, y su efecto tractor hacia el universo del emprendimiento gallego ha logrado captar 6.065 nuevos autónomos entre enero y marzo. Lo que se traduce en que más del 60 % de los nuevos afiliados al régimen de trabajo por cuenta propia en Galicia llegan por la vía directa de la bonificación de 50 euros.

En territorio gallego, la anterior tarifa plana de 50 euros, de solo seis meses de duración, lanzó al ruedo del trabajo por cuenta propia a más de 60.000 personas (un millón en toda España), desde su puesta en marcha en febrero del 2013 hasta diciembre del 2017.

¿Cuántos de estos negocios sobreviven? El cálculo no es fácil, pero los datos de mortalidad de empresas hacen pensar que el autoempleo es apuesta de alto riesgo. La estadística de la Seguridad Social confirma que, pese al bum de emprendedores, la reforma no ha podido atajar la pérdida de afiliados de un régimen laboral que en los tres primeros meses del año ha sufrido 9.599 bajas en la comunidad.

Burbuja de autoempleo

Lorenzo Amor, presidente de ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos), es un firme defensor de la tarifa plana. «Tiene muchos detractores, pero ya ha beneficiado a 1,5 millones de personas en España y no deja de ser una línea de fomento del trabajo que siempre ha existido». Sostiene que no supone una competencia desleal sobre los autónomos que han de pagar la cuota ordinaria de 275 euros mensuales (tarifa mínima). «Es una bonificación que está permitiendo aflorar la economía sumergida, y el 57 % de los beneficiarios se mantienen en la actividad cinco años después», añade el líder de ATA.

La Unión Profesional de Trabajadores Autónomos hace un balance bien diferente. Su presidente, Eduardo Abad, asegura que la tarifa plana no contribuye a crear empleo estable, y apunta el siguiente dato: «Cerca del 90 % de los autónomos que en los últimos tres años han iniciado su actividad han cerrado antes de cumplir los dos años». Abad Denuncia que «se está creando una burbuja del emprendimiento, con autoempleados sin formación ni experiencia que, expulsados del mercado laboral, prueban suerte como autónomos y no salen a flote».

En todo caso, el bum del emprendimiento que vive Galicia se explica de modo fácil: la cotización mínima es de 275 euros mensuales (pendiente de una nueva subida de 4 euros al mes en este 2018). Pero el nuevo autónomo beneficiario de la tarifa de 50 euros se ahorra durante el primer año 2.700. En el segundo ejercicio, la tarifa pasa de 50 a 137 euros los seis primeros meses; y a 192 euros los otros seis. En total, la nueva ley permite un ahorro de 4.000 euros en cuotas sociales en los dos primeros ejercicios de actividad, precisamente cuando hay que hacer más esfuerzo para levantar el negocio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Bum de autónomos en Galicia: 100 altas al día