Bajo la consigna «Por unas pensiones dignas», decenas de miles de jubilados volvieron a tomar ayer las calles en más de un centenar de ciudades españolas para reclamar al Ejecutivo que mejore sus prestaciones y no se olvide de este colectivo fuera de época electoral. Convocados por los sindicatos mayoritarios, UGT y CC. OO. -aunque en Galicia la CIG hizo un llamamiento a la huelga general y convocó su propia protesta-, los pensionistas mostraron el descontento por el menguante poder adquisitivo de sus recursos y, a la vez, su preocupación por el futuro de las prestaciones públicas, hastiados de mensajes contradictorios sobre su sostenibilidad.

Cabe recordar, además, que las pensiones gallegas son de las más bajas del país y que el futuro es especialmente complicado en la comunidad, ya que la demografía juega en contra.

 

«Corruptos y ladrones que devuelvan las pensiones», «Queremos pensións públicas, non privadas», «Á hora de votar, ímonos acordar» o «Non, non, non as reformas das pensións» fueron algunos de los lemas coreados por los manifestantes en las más de 40 marchas registradas en ciudades y poblaciones gallegas, donde las manifestaciones de Vigo fueron las más concurridas.

Madrid, la más multitudinaria

En lo que respecta al resto de España, Madrid -con unas 25.000 personas- acogió la protesta más multitudinaria. En cualquier caso, la fuerza exhibida en las manifestaciones del pasado mes de marzo parece haber perdido algo de fuelle, aunque las reivindicaciones de los jubilados no han cambiado tras los guiños del Gobierno, que incluyó en los Presupuestos de este año (aún pendientes de aprobación) subidas de entre el 1 % y el 3 % para las prestaciones más bajas y las de viudedad. Los sindicatos consideran «parciales e insuficientes» las medidas, y aseguran que «no van a solucionar el problema presente y futuro». Por ello, los mayores reclaman en las calles que se disipen las dudas sobre la viabilidad del sistema público, se garanticen las prestaciones «de hoy y del mañana» y se asegure que les alcanzarán para vivir. Ayer, el Ejecutivo respondió que piensa «siempre en los jubilados», mientras que el PSOE se apresuró a asegurar que «blindará» las pensiones en la Constitución para que «nadie vuelva a jugar con ellas». 

¿Cómo son las pensiones fuera de España?

ana balseiro
.

El Pacto de Toledo estudia otra reforma, mientras que Suecia, Holanda o Gran Bretaña encarnan modelos diferentes

Pensionistas de toda España, convocados por CC. OO. y UGT, tienen previsto tomar de nuevo hoy las calles del país para reclamar unas prestaciones dignas. La exigua subida del 0,25 % -el mínimo que establece la ley desde la última reforma del sistema, y la baja revalorización que el colectivo recibe desde hace un lustro- ha sido la chispa que ha prendido la mecha de un descontento social que el Ejecutivo pretende calmar con el anuncio de subidas añadidas (entre el 1 % y el 3 % a las pensiones más bajas) en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), ahora en tramitación en el Congreso, pero con dudas más que razonables de que finalmente logren salir adelante.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Miles de jubilados toman la calle en toda España al grito de «pensiones dignas»