¿Buscas piso en Galicia? Siete años de sueldo para comprar y alquileres disparados

El esfuerzo de los gallegos para adquirir una vivienda es cada vez mayor y el número de pisos en alquiler toca «mínimos históricos» mientras suben los precios

Pocas veces ha sido tan rentable arrendar un piso. El retorno para los propietarios de inmuebles se ha disparado un 7,6 % en España este año, según un informe publicado este lunes por la Sociedad de Tasación. Y, sin embargo, el número de pisos en alquiler baja en las principales ciudades gallegas hasta tocar «mínimos históricos».

Así lo recoge la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) en su análisis del mercado inmobiliario para lo que va de 2018. En ciudades como Pontevedra, solo un 14,5 % de los apartamentos están disponibles para alquilar. «Desde que tenemos registros, el mercado de la vivienda en arrendamiento siempre ha tenido una oferta más que suficiente para cubrir la demanda existente», explican tras el punto de inflexión experimentado en estos tres primeros meses del año.

En la comunidad se colocaron 7.000 viviendas para alquiler en el mismo periodo del año pasado, según estima la Fegein. En 2018, el número se habría reducido a la mitad hasta las 3.650. «Ciudades como Vigo, A Coruña y Ourense podrían llegar al segundo trimestre del año viendo su oferta tan reducida que no llegaría a cubrir la demanda», reconocen.

Pero la reducción de pisos disponibles no es el único problema al que se enfrentan los interesados en encontrar vivienda. El mercado del alquiler lleva años inmerso en una burbuja que va a más en todo el país y que en Galicia ha despertado a finales de 2015 si se atiende al incremento de los precios. 

Las empresas inmobiliarias evitan hablar de un fenómeno similar al sufrido la pasada década con el ladrillo, aunque el debate sobre su existencia lleva instalado desde hace tiempo en la calle y en el Congreso. El Gobierno trata de atajar el problema con la creación de un nuevo plan de vivienda, presentado el pasado mes de marzo con una dotación para los próximos cuatro años que supera en un 62,5 % al anterior y ayudas que pueden alcanzar los 900 euros. 

Según datos facilitados por el portal Idealista, las capitales gallegas y Vigo experimentan un constante crecimiento en el precio de los alquileres. El metro cuadrado roza los 8 euros en esta última, casi dos más que en 2015. A Coruña es la capital con los importes más altos, mientras que en Lugo se mantienen estables desde el principio de la serie histórica. 

«El mercado de alquiler gira al alza con fuerza, en precio y demanda, debido sobre todo a la movilidad laboral, el cambio de mentalidad generacional y el descenso de la capacidad de disponer de vivienda en propiedad», observa la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias.

La Fegein tomó los datos de 65 ayuntamientos que «aglutinan la oferta» de alquiler en Galicia. El precio más alto por metro cuadrado se da en Sanxenxo, donde se registran diez veces más pisos turísticos que en grandes ciudades como Vigo.   

En 2018 se cumple un lustro de la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos, que acortó la duración obligatoria de los contratos y sus prórrogas. «Muchos de estos contratos finalizan este año. Recordemos que fueron firmados en un contexto de precios a la baja, totalmente distinto al escenario de precios actual, con lo que el agravamiento del problema se magnifica aún más», advierte Benito Iglesias, presidente de la Fegein.

Las dificultades para acceder a una vivienda han elevado también los impagos de inquilinos. El Fichero de Inquilinos Morosos, publicado esta semana a partir de los datos de más de 14.000 inmobiliarias y propietarios, recoge una morosidad en Galicia un 1,8 % respecto al año pasado. En el ámbito estatal, el aumento es del 4 %.

Siete años de sueldo para comprar

El horizonte para comprar un piso se presenta aún menos accesible. Sociedad de Tasación ha desarrollado un Índice de Esfuerzo Inmobiliario, con el que mide en años de salario íntegro lo que cuesta comprar un inmueble. En su último informe calcula el valor de mercado de la vivienda con los ingresos medios brutos anuales que publica el INE por comunidad autónoma. En el caso de Galicia, habría que destinar el importe total de las pagas de más de 7 años para ello.

  

El coeficiente es ligeramente inferior a la media española, que se sitúa en 7,5 años, aunque lejos de comunidades como La Rioja o Murcia, donde es inferior a 5. El mayor esfuerzo se produce en las autonomías con mayor PIB, como Cataluña, Madrid y Baleares, donde hay una fuerte influencia del sector turístico.

Votación
11 votos
Comentarios

¿Buscas piso en Galicia? Siete años de sueldo para comprar y alquileres disparados