Una firma gallega se prepara para lanzar un pionero té ecológico

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

ECONOMÍA

El auge del consumo «bio» impulsa el cultivo de nuevos productos en Galicia

02 abr 2018 . Actualizado a las 20:55 h.

Es un té blanco que crece en Paderne, A Coruña. Y saldrá al mercado el próximo verano. Pero bastante especial: se trata del primer té ecológico cultivado en la Europa continental. La otra plantación más próxima se encuentra muy lejos, en las Azores. La empresa que lo produce en Galicia se llama Orballo, nació en el 2012, y tiene cuatro hectáreas de cultivo en ese concello. De esa superficie, la mitad está dedicada a especies aromáticas, y el resto a la conocida planta de infusión. Este proyecto demuestra que hay otro modo de pensar en el rural gallego, de explotar nuevas alternativas que aportan valor, y que cada vez tienen mejor salida ante la creciente demanda ciudadana de productos bio.

 «Hablamos de un té blanco que tiene un procesado sencillo, que no necesita secado, simplemente que se marchite un poco la hoja; y esto conduce a obtener la verdadera calidad de la planta», explica Óscar Torres, responsable de márketing de Orballo, una empresa que cuenta ya con 14 trabajadores y con un volumen de negocio todavía inferior al medio millón de euros.

Aunque el té blanco de Orballo saldrá al mercado en verano, la totalidad de la cosecha está ya comprometida por la alta demanda que existe. De hecho, un proveedor del continente ya está listo para comprarla. «Los mercados europeos ya esperan por este producto por su alta calidad; en otras zonas del mundo existen otros tés con valores económicos muy altos, como Hawai», detalla Torres. Orballo, además del té, está centrado en la explotación y cultivo de otras especies autóctonas de Galicia, que tienen cada vez mayor demanda por sus propiedades saludables.