¿Por qué a Abanca le interesa Portugal?

La compra de la red lusa de Deutsche Bank es una oportunidad en un territorio en crecimiento y ya con negocios en marcha


redacción / la voz

A quien haya seguido de cerca la trayectoria de Abanca desde su nacimiento en el 2014 no le puede extrañar ni el momento ni el lugar para dar el mayor salto de su historia: Portugal a inicios del 2018. En cada intervención de Juan Carlos Escotet -presidente y máximo accionista- sale algún apunte sobre el país vecino. La última vez, durante la presentación de resultados anuales, cuando volvió a exhibir músculo -más solvencia, más beneficio y menos morosidad- y a recalcar que la entidad está preparara para crecer a través de compras. «Y más pronto que tarde», dijo. Era el 24 de enero. Dos meses después ha cerrado esta adquisición. El grupo cuenta con 1.700 millones de liquidez para abordar este tipo de operaciones.

A la dirección de Abanca se le presentó la oportunidad de hacerse con Deutsche Bank Portugal, nacido hace 40 años, y no la ha dejado pasar, imponiéndose a bancos lusos interesados. «La operación forma parte de la estrategia internacional de Abanca de crecer en mercados y segmentos complementarios con su proyecto. El interés y la oferta por la compra del negocio y operativa de Deutsche Bank PCC Portugal responde a un análisis pormenorizado que evidencia la posibilidad de ampliar el área geográfica de influencia y capacidad comercial», apuntaba la entidad al regulador, la CNMV.

Además del geográfico, hay otros motivos que explican el interés por el otro lado de la raia. El país está en un momento de fuerte crecimiento, de aumento de la actividad crediticia por el tirón del turismo y de la construcción, por la llegada de grandes fortunas, y de fortalecimiento de bancos españoles -Santander, Bankinter, Caixabank o BBVA-. al calor de la recuperación de un país que se toma como ejemplo de renacimiento tras un rescate de la troika.

Bodegas y construcción

Abanca además mantiene en el país importantes negocios vinculados a la construcción. Participa en inmobiliarias de Oporto como Laborvantaje, Arboretum o Hispano-Lusa Compañía Tecnológica de Edificación. También en el mercado informático, como Galsoft, con sede en Lisboa. Y mantiene una de las joyas del grupo empresarial, el complejo de bodegas Sogevinus Fine Wines, en Oporto, que comercializa en medio planeta marcas como Calem.

Abanca se convierte en la principal entidad financiera del noroeste peninsular

rubén santamarta

Crece de golpe un 10 % para convertirse en banco referente del noroeste peninsular

Abanca acaba de cerrar la mayor operación de crecimiento de su historia, la compra de la red portuguesa de Deutsche Bank, un movimiento excepcional en el mercado por dos motivos principales. El primero, porque protagoniza un notable salto al exterior, algo inédito entre las entidades financieras radicadas en Galicia, tanto entre las del pasado como entre las que aún existen. El segundo, porque le permite convertirse en un banco de referencia ya no solo en el noroeste español, sino en el peninsular. La mancha de red y negocio ya es considerable en ese espacio: es la primera entidad financiera en Galicia (tiene un 40 % de cuota), la segunda en León, la tercera en Asturias y ahora contará con 45 sucursales repartidas entre Lisboa y la frontera con Galicia. De ellas, 41 llegan del banco alemán. Antes contaba únicamente con cuatro oficinas, herencia de Caixa Galicia y Caixanova.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

¿Por qué a Abanca le interesa Portugal?