Carne de calidad como un traje a medida

Galicia lidera un proyecto para adecuar la oferta de productos a cada segmento de población


redacción / la voz

Desarrollar productos cárnicos de calidad adaptados a colectivos de población específicos y pensados no desde el punto de vista de su preparación, sino de su adaptación nutricional a cada rango de edad. Este es el proyecto de innovación que está llevando a cabo el Centro Tecnolóxico da Carne (CTC) en colaboración con Coren. El objetivo de Nutrigrups, como así se denomina la iniciativa, es aumentar la oferta alimentaria para cada población objetivo. Para bebés, por ejemplo, con una gama sencilla de productos para la elaboración casera de potitos y para la primera fase de la alimentación no triturada; en niños de entre 3 y 10 años, con un conjunto de productos 100 % naturales y sabrosos, que de una banda sean atractivos y divertidos y, de otra, generen confianza a los padres con una mejora de las calidades nutricionales. El proyecto también incluye la investigación de productos para adolescentes y, sobre todo, para mayores de 65 años, con características nutricionales muy específicas.

«Para desenvolver este proxecto caracterízanse as materias primas cárnicas procedentes da carne de polo, pavo e vacún para avaliar a súa adaptación nutricional ás idades, e despois se desenvolven tamén sistemas de envasado activo específico para a conservación de cada produto cárnico deseñado. Na última fase está previsto tamén crear propostas de comercialización, validación e implantación», explican los impulsores de un proyecto que lleva en marcha desde el año 2015.

Dónde elegir

Hay un variado elenco de productos pensados en este programa de innovación. Ternera gallega suprema en medallones; medallones de pollo; medallones de pavo; hamburguesa de pollo de corral y espinacas o con tomate y queso; salchichas de pavo con zanahoria; hamburguesa de pollo al curri; hamburguesa de ternera gallega neutra, más dos sabores; hamburguesa de pavo con brécol, de ternera a la barbacoa; y filetes de pavo al ajo, entre otros muchos productos.

Entre las acciones desarrolladas en este proyecto de innovación se han llevado a cabo análisis sensoriales de estos productos para conocer la opinión real de sumilleres en cada segmento de población. En el caso de los más mayores, incluso se hizo una actividad para valorar la aceptación de los productos que incluía una visita guiada al centro con una sesión de cata final.

Durante este año 2018 tienen previsto sacar nuevos productos: pechuga de pavo baja en sal pero con la incorporación de la vitamina D3 y «xamonciños» de pollo marinado para facilitar la deglución. Respecto a las acciones dirigidas a niños y adolescentes, ya tuvo lugar una actividad abierta al público, también con visita guiada a las instalaciones, donde los menores pudieron elaborar hamburguesas y realizar pruebas en los laboratorios. En el programa se incluyeron juegos sobre las razas autóctonas y la pirámide alimenticia. En la sesión de cata se contó con la participación de 40 niños procedentes de Xinzo de Limia, Allariz y Ourense capital, de entre 3 y 12 años.

La institución

La Fundación Centro Tecnolóxico da Carne (CTC) es un ente dependiente de la Consellería do Medio Rural y que se centra en proporcionar conocimiento útil a través de la investigación, el desarrollo tecnológico y la prestación de servicios de calidad, con la finalidad de lograr un sector cárnico gallego más competitivo. Este centro tiene como objetivo prioritario dar respuesta a las necesidades de este campo productivo, tanto desde el punto de vista empresarial como social, en relación con los beneficios alimentarios. Solo en este año 2018, el CTC invertirá alrededor de 3,2 millones de euros en proyectos de I+D+i , unos recursos que se encuadran dentro de la estrategia de especialización inteligente y en un contexto en el que los fondos europeos priorizan la innovación y el gasto vinculado a las actividades de un mayor valor añadido.

Los fondos del CTC provienen fundamentalmente de la financiación de proyectos de innovación autonómicos, nacionales e internacionales, sobre todo europeos. La aportación de Medio Rural en el 2018 es de 400.000 euros. Otros ingresos provienen de la facturación a empresas por los trabajos desarrollados, ya que este centro, además de proyectos de investigación en el ámbito cárnico, también ofrece servicios a las entidades privadas, así como asesoramiento y transferencia tecnológica al sector. Por último, otra de sus líneas de actuación pasa por la formación.

Galicia, con un 15 % del total, ocupa el tercer lugar de España en producción en el sector del vacuno de carne, y solo es superada por Cataluña y Castilla y León. Además, es la segunda autonomía en número de cabezas de ganado, con un 16 % del total, después de Castilla y León, lo que da cuenta del carácter estratégico que tiene esta actividad para el medio rural y para el sector industrial.

En la convocatoria del 2018 de las ayudas para transformación de productos agroalimentarios se presentaron un total de 29 proyectos dentro del sector cárnico gallego, con una inversión prevista de 27,6 millones por parte de estas industrias. Dentro de ellos destacan los proyectos relativos a despiece y elaborados de porcino, transformación de subproductos y mejoras tecnológicas en mataderos de aves y conejos.

Sellos de calidad

Del buen momento que atraviesa el sector en la comunidad gallega, sobre todo en el vacuno, da cuenta la evolución de Indicación Xeográfica Protexida (IXP) Ternera Gallega, que presentó resultados este mismo mes.

Las explotaciones inscritas en la IXP subieron un 1,1 % durante el pasado año, hasta situarse en 8.249, por el trasvase de granjas lácteas que se pasaron a la carne. La cifra de negocio de Ternera Gallega se mantiene en el entorno de los 118 millones.

La carne gallega con sello de calidad también tiene cada vez una mayor aceptación en el extranjero. Y, de hecho, la IXP empieza a posicionarse en el mercado internacional. Tanto es así, que un 3 % de sus ventas son a países extranjeros. La mitad de estas exportaciones van a medio centenar de carnicerías y supermercados alemanes, en un mercado que crece de forma paulatina, y el resto se comercializa en Andorra y en el norte de Portugal. La carne certificada por Ternera Gallega se mantiene en una cifra superior a las 20.500 toneladas, una cifra algo inferior a la del 2016, un descenso que tiene que ver con la sequía que sufrió Galicia y cómo afectó a la alimentación del ganado.

Galicia es la tercera comunidad en producción de vacuno, con un

15 % del total

Ternera Gallega se ha afianzado en el mercado como el principal sello

de calidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Carne de calidad como un traje a medida