Tiene otro contrato de luz y ni se ha enterado

Competencia vuelve a denunciar las prácticas engañosas de las eléctricas en los cambios de comercializador, que provocan incluso que clientes con el bono social pierdan el descuento


redacción / la voz

Usted ha cambiado de contrato de suministro de energía eléctrica y ni se ha enterado. Seguramente navegue por el proceloso mar del mercado liberalizado y se encuentre, pues, al albur de unas condiciones económicas que no están directamente supervisadas por el Ministerio de Energía, como sí ocurre en la actividad regulada. En esa situación se encuentran miles de consumidores, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El superregulador vigila periódicamente los trasvases de clientes entre las compañías de electricidad y de gas natural para comprobar que todos han sido como tienen que ser: consentidos. Y sigue detectando que no siempre es así. De hecho, ha constatado que las compañías no han podido demostrar que contaban con el beneplácito del cliente en el 3 % de los cambios de contrato de suministro de electricidad analizados y sobre otro 11 % planeaban dudas. Para más inri, Competencia ha descubierto también 176 casos de clientes que disfrutaban del bono social eléctrico -que da derecho a un descuento en la factura del 25 % y que solo funciona para contratos en mercado regulado- y que cambiaron de contrato perdiendo, por tanto, tal beneficio. Once de ellos reconocieron que no tenían ni idea y que habían sido engañados.

Competencia analizó el período entre julio del 2015 y junio del año siguiente. Durante ese tiempo se produjeron 3,1 millones de cambios de comercializadora de electricidad y 930.000 de gas. Como no podía escrutar uno por uno, el regulador tomó una muestra de 3.400 casos, sobre los que pidió información a las compañías para verificar que todo estaba en orden. Se encontró con 33 contratos sin consentimiento acreditado; 21, de Endesa y 12 de Iberdrola. Las mismas compañías aparecen en el capítulo de gas natural, en el que no se acreditó el beneplácito del cliente solo en el 0,9 % de los casos. Competencia extrapola esos datos para concluir que 40.000 cambios de comercializadora de electricidad se producen a espaldas de los clientes.

La mayor parte de los problemas en los nuevos contratos de suministro eléctrico o de gas aparecen cuando la oferta comercial se produce por teléfono. El regulador recuerda que incluso en ese caso es preceptivo un consentimiento por escrito, válido tanto en un documento en papel como digital.

A lo largo del año pasado, la CNMC impuso multas que suman 155.000 euros a Endesa, Viesgo, Iberdrola y Gas Natural Fenosa por incumplir sus obligaciones en los cambios de comercializador. Además, tramita otros ocho expedientes sancionadores, todavía no resueltos, por la misma causa. Competencia añade que, además, tramitó 119 casos de denuncias de consumidores por cambios de comercializador sin su consentimiento.

Para acabar con estas situaciones engañosas, el regulador vuelve a recomendar a las compañías que aumenten los controles sobre sus comerciales, de modo que faciliten información clara y completa y se aseguren de que el cliente la comprende bien y que acepta las condiciones.

No lo cuentan todo

Las organizaciones de consumidores denuncian que muchos comerciales no le cuentan todo al cliente. Como que si firma la oferta abandona el mercado regulado y se pasa al negocio liberalizado, o que el fabuloso descuento que ofrece para el primer año de suministro se esfuma del todo a partir del segundo.

En la actualidad hay tres millones más de consumidores en el mercado libre que en el regulado: 14,7 millones frente a 11,3, según los últimos datos del regulador.

Consejos a tener en cuenta

Ni cuenta bancaria ni facturas. Es habitual en las visitas a domicilios que los comerciales pidan datos personales e incluso el número de cuenta bancaria, así como ver facturas de la luz. No se los facilite salvo que esté seguro de que quiere el producto que le está ofreciendo.

Pida copia del contrato. Tanto si la oferta es por teléfono como si es en persona, no se precipite. Pida por escrito el contrato y léalo bien antes de aceptar.

Dos semanas para cambiar de opinión. Si el contrato se hace fuera de establecimiento comercial hay 14 días para desistir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Tiene otro contrato de luz y ni se ha enterado