La guerra por Abertis termina en matrimonio «para toda la vida»

ACS y Atlantia, que esperan que La Caixa les venda su 21 %, no quieren trocear la firma

.

colpisa / madrid

Los negocios no entienden de enemigos ni amigos, solo de números. Por eso la nueva alianza «estratégica» acordada por las multinacionales ACS y Atlantia para hacerse con el control de Abertis sorprende menos, pese a que sus responsables niegan que sea fruto de la «necesidad». Incluso el ministro de Energía, Alvaro Nadal, la ha visto «totalmente lógica» para que se eviten poner «muchísimo dinero» y «llenar el bolsillo» de los fondos de inversión a corto plazo.

Pero aún sin guerra de ofertas, la operación tampoco saldrá barata. Los 18,36 euros por acción que ofrece Hochtief, la filial de construcción alemana de ACS usada para esta operación, la valoran en 18.183 millones de euros si todos los accionistas venden. Los fondos -BlackRock tiene un 4 % y la firma Davidson Kempner otro 4,3 %, entre otros-, molestos con un pacto que les impedirá vender al mejor postor, podrían terminar acudiendo a los tribunales para impugnar el pacto.

De La Caixa, sin embargo, ACS espera que venda el 21,5 % que controla a través de Criteria. La entidad catalana obtendría a cambio 3.900 millones, aunque este jueves matizó que «no tiene una decisión tomada».

Pérez presentó su acuerdo junto al consejero delegado de la compañía italiana, Giovanni Castelluci, y el presidente de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes. Habló de un proyecto «ilusionante y global», que «queremos que dure toda la vida» aunque matizó luego que «la vida es como es». De momento, ambas entidades tienen pendiente por cerrar la financiación bancaria. El grupo español tenía previsto hasta ahora un crédito sindicato con una docena de entidades por valor de 14.963 millones.

Lo que no van a hacer es «despiezar Abertis y repartirnos sus activos» cuando tomen el control. Eso ocurrirá a finales de abril si el plazo de aceptación de la OPA, que comienza el próximo día 20, no sufre alteraciones desde la CNMV.

Finalizada toda la tramitación, Hochtief venderá su participación a un holding instrumental que crearán Atlantia (que tendrá el 50 % de la sociedad más una acción y donde la familia Benetton tiene el control), ACS (30 %) y la propia empresa de origen alemán (20 %). Los tres socios lo capitalizarán con una inversión inicial de 7.000 millones y será el que controle la concesionaria española.

Es probable que antes se ultime la venta de dos de sus participaciones más destacadas. De un lado, el 57 % que tiene la concesionaria en el operador de satélites Hispasat, valorado en al menos 656 millones. Por otro, su 34 % en la empresa de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex, del que Atlantia ha logrado una opción de compra hasta finales de mes.

Abertis seguirá siendo española (sede incluida), con un nuevo presidente que será elegido por ACS y un consejero delegado italiano nombrado por Atlantia. Juntas pujarán por proyectos valorados en 200.000 millones de euros que ya han identificado en diferentes mercados, más de la mitad en Estados Unidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La guerra por Abertis termina en matrimonio «para toda la vida»