Vodafone pierde la demanda contra José María Castellano y Rosalía Portela por la compra de Ono

La sentencia asegura que los ejecutivos de Ono fueron diligentes y que los compradores conocían la situación fiscal y financiera


Redacción

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha desestimado la demanda presentada por Vodafone contra la antigua cúpula de Ono, integrada por el que fuera presidente José María Castellano, su consejera delegada Rosalía Portela y su ex director financiero Carlos Sagasta.

Vodafone se hizo con la operadora española en el 2014, y después de cerrar la operación acusó a los directivos de graves irregularidades en el área de negocio de reventa internacional de voz. Estas habrían derivado en un fraude fiscal que presuntamente ocultaron a la firma británica para no entorpecer el proceso de compra y poder cobrar los bonus pactados en el caso de venta de la empresa. Por este motivo, Vodafone exigía 140 millones de euros.

Sin embargo, la sentencia confirma que la gestión de los ejecutivos al frente de Ono fue diligente. Lo demuestra el hecho de que se incorporaron a esa empresa en el 2008, cuando estaba en quiebra, y, cinco años después, fue vendida Vodafone por 7.200 millones. El juez falla que la operadora británica no tiene derecho a reclamar esos 140 millones de euros y explica que, con anterioridad a formalizar la operación, Vodafone ya sabía que había una investigación de la Agencia Tributaria a través de varios directivos. El despacho que llevó el caso, Life Abogados, destaca que la sentencia dice que «no cabe reprochar falta de información o comportamiento engañoso por parte de los exdirectivos porque en el momento de formalizar el contrato de compraventa, Vodafone conocía la situación fiscal y financiera de Ono y, sin embargo, no puso ninguna objeción a las condiciones de la operación».

La sentencia apunta que Vodafone puso la demanda cuando Castellano y Portela decidieron reclamar judicialmente su bonus. El juez explica que la actuación de los exdirectivos no estuvo dirigida a la obtención de esa gratificación, que en todo caso habrían devengado con la venta o no de la compañía. Y subraya que afirmar lo contrario «es una conjetura sin base fáctica concreta y contrastada». El bonus reclamado por Castellano es de 25 millones de euros, que se eleva a 70 si se suma la reclamada por Rosalía Portela (otros 25), Carlos Sagasta (15) y Guillermo Mercader (5), director del negocio residencial del grupo.

La sentencia es recurrible ante Audiencia Provincial de Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Vodafone pierde la demanda contra José María Castellano y Rosalía Portela por la compra de Ono