Facenda vigilará más de cerca la compra de pisos al contado

El control se centrará en ver si el traspaso de dinero entre familiares busca evitar que se tribute por donaciones

.

santiago / la voz

El plan de control tributario aprobado por la Xunta para este 2018, publicado ayer en el Diario Oficial de Galicia, muestra que Facenda vigilará más de cerca durante este año las compras de vivienda que se pagan al contado, sin recurrir a una hipoteca. El objetivo es comprobar el origen de los fondos que se emplean en estas transacciones inmobiliarias.

Y esto tiene un fin: ver si el traspaso de dinero entre familiares está eludiendo la tributación por donaciones. Por ejemplo, si un padre le da a un hijo 125.000 euros para pagar una vivienda, esos fondos deben tributar como una donación. Facenda pone aquí el foco porque a lo largo de los últimos tiempos se ha incrementado el volumen de pisos que se compran sin recurrir a un crédito.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, durante el pasado año en Galicia se suscribieron 11.040 hipotecas. Sin embargo, la información facilitada por Fomento revela que se vendieron 17.562 viviendas. Esto no significa que la diferencia entre ambas cifras sea la cantidad exacta de operaciones pagadas en efectivo -sobre todo porque hay préstamos hipotecarios sobre viviendas ya en propiedad- pero sí muestra que en España hay un incremento considerable de operaciones abonadas al contado.

Dentro de su plan de lucha contra el fraude, la Axencia Tributaria Galega (Atriga) también incrementará la vigilancia para que las renuncias a herencias se ajusten a lo que dispone el ordenamiento jurídico. La gente que renuncia fuera de lo que dispone el marco legal también puede estar sorteando la tributación por sucesiones. Entre las novedades que introduce el plan anual de control, este año destaca la comprobación de las reducciones subjetivas que se aplican en el impuesto sobre sucesiones y donaciones. Desde el 1 de enero del 2016, más del 99 % de los contribuyentes gallegos no pagan ni un euro por este impuesto cuando reciben una herencia de un familiar directo, ya que están exentos los primeros 400.000 euros por beneficiario.

En el ámbito de la prevención, la Xunta fomentará el uso de los servicios que ofrece la Atriga por vía electrónica, incluida la presentación de autoliquidaciones, lo que supone, según Facenda, facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus deberes.

La Administración gallega también ha anunciado que este año va a potenciar la práctica de las notificaciones telemáticas -por suponer un ahorro en dinero y tiempo- y que también facilitará el pago a los contribuyentes mediante domiciliación bancaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Facenda vigilará más de cerca la compra de pisos al contado