¿Qué le pasa al sistema público de pensiones?

La aspiración a unas prestaciones dignas choca con el reto demográfico y unos ingresos insuficientes


Madrid / La Voz

¿Desaparecerán las pensiones públicas? La respuesta unánime es que no. Pero ante la pregunta de si las prestaciones públicas en exclusiva serán suficientes para vivir dentro de unos años, si aún habrá pensiones dignas, la unanimidad se volatiliza. Expertos y políticos son conscientes de que es urgente introducir reformas que, si no los resuelven, al menos palíen los grandes problemas de la Seguridad Social, que básicamente son la demografía y la sostenibilidad del sistema.

Porque tenemos una población cada vez más envejecida, es decir, menos cotizantes y más jubilados, que, además, perciben prestaciones mayores y durante más tiempo, dado el aumento de la esperanza de vida. Y ante el desequilibrio entre los ingresos que entran en la caja y el dinero que sale, dado que hay más pensionistas y con una nómina mayor, los números rojos son inevitables.

De ahí que sea necesario explorar fórmulas para garantizar la sostenibilidad del sistema, bien aumentando los ingresos (una opción sobre la mesa es financiar algunas prestaciones vía impuestos) o reduciendo los gastos (desvincular las subidas del IPC fue el primer intento).

El sistema español de pensiones públicas es de reparto o solidaridad, es decir, los trabajadores de hoy pagan las pensiones de los jubilados actuales, igual que estos abonaron en su momento las de quienes los antecedieron.

«¿Cómo va a correr peligro mi pensión si llevo cuarenta años cotizando?», es una pregunta recurrente que muchos ciudadanos aún se hacen, pero que refleja desconocimiento, ya que España no tiene, a diferencia de otros países, un sistema de capitalización (que puede ser individual o de empresa) que sí supondría que cada uno dispondría de las cotizaciones acumuladas en su vida laboral.

En cualquier caso, esta fórmula tampoco sería la panacea, ya que, de media, un jubilado español consumiría todo lo acumulado en apenas doce años, según señalan expertos como José Antonio Herce. Por eso complementar la pensión pública -que tenderá a reducirse- con ahorro privado es la recomendación más extendida para planificar el futuro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿Qué le pasa al sistema público de pensiones?