¿Qué le pasa al sistema público de pensiones?

A. B. MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

LUIS TEJIDO | EFE

La aspiración a unas prestaciones dignas choca con el reto demográfico y unos ingresos insuficientes

01 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Desaparecerán las pensiones públicas? La respuesta unánime es que no. Pero ante la pregunta de si las prestaciones públicas en exclusiva serán suficientes para vivir dentro de unos años, si aún habrá pensiones dignas, la unanimidad se volatiliza. Expertos y políticos son conscientes de que es urgente introducir reformas que, si no los resuelven, al menos palíen los grandes problemas de la Seguridad Social, que básicamente son la demografía y la sostenibilidad del sistema.

Porque tenemos una población cada vez más envejecida, es decir, menos cotizantes y más jubilados, que, además, perciben prestaciones mayores y durante más tiempo, dado el aumento de la esperanza de vida. Y ante el desequilibrio entre los ingresos que entran en la caja y el dinero que sale, dado que hay más pensionistas y con una nómina mayor, los números rojos son inevitables.

De ahí que sea necesario explorar fórmulas para garantizar la sostenibilidad del sistema, bien aumentando los ingresos (una opción sobre la mesa es financiar algunas prestaciones vía impuestos) o reduciendo los gastos (desvincular las subidas del IPC fue el primer intento).