De Guindos descarta una línea dura en la vicepresidencia del BCE

Rajoy no apresurará el relevo en Economía, pese a que el ministro dijo que dimitirá «en pocos días»


bruselas / la voz

«Todas las carreras políticas suelen acabar en lágrimas, las únicas que no acaban en lágrimas son aquellas en las que uno elige cuándo se va». Tirando de proverbios populares, el ministro español de Economía se despidió este martes de sus compañeros del Ecofin. La silla de la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) le espera. Aunque todavía no ha precisado cuándo dimitirá ni quién le sustituirá en el cargo, De Guindos ya tiene la vista puesta en Fráncfort. El español tiene claro que no se alineará con los halcones del supervisor. Este martes salió en defensa de una retirada gradual de los estímulos monetarios: «La normalización de la política monetaria debe ir acompasada con la recuperación económica», deslizó tras reconocer que seguirá respaldando la mutualización de los riesgos.

Algún que otro recado dejó a su sucesor en la cartera de Economía: mantener la competitividad y aprovechar el momento para profundizar en la integración de la zona euro. Aunque el madrileño sacó pecho de su gestión durante la crisis, reconoció que el alto desempleo (por encima del 16 %) y el peso de la deuda (el 98,5 % del PIB) son dos riesgos que nos hacen más «vulnerables». La recuperación se nota en las estadísticas, no en la economía real de las familias: «Vamos cerrando las heridas. Si crecemos dos o tres años más, las heridas quedarán definitivamente cerradas», aseguró.

Pero todavía quedan tareas pendientes. España sigue estando infrarrepresentada en las instituciones europeas. La segunda silla del BCE no ha saciado el apetito del Gobierno tras una década en caída libre. De Guindos admitió que los esfuerzos por recuperar el terreno no han sido suficientes. Otros lo han hecho mejor. «Siento mucha envidia de los portugueses [...]. España necesita tener más peso», indicó. Y esa tarea pasa por convencer a sus socios ¿con contrapartidas? De Guindos niega que haya conseguido el puesto por mercadeo. Se desmarca del papel de alumno aventajado de Berlín y de su exministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble: «No siempre hemos estado de acuerdo».

¿Quién asumirá su cartera en el Ministerio de Economía? Quien tiene el poder de decidirlo, el presidente del Gobierno, no parece tener prisa, pese a que el propio De Guindos dijo el lunes que su dimisión estaría en cuestión de días y a que la oposición pide ya su relevo. En los pasillos del Senado, Rajoy respondió con un escueto «no» a la pregunta de los periodistas sobre si habrá nuevo titular en el Consejo de Ministros del viernes.

Por el momento, una de las que suenan para esa cartera, Isabel García Tejerina, titular de Agricultura, se autodescartó para el puesto. También lo hizo la gallega Irene Garrido, secretaria de Estado de Economía, aunque su nombre casi no suena en las quinielas. Con más fuerza aparecen Fernando Becker o Román Escolano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

De Guindos descarta una línea dura en la vicepresidencia del BCE