«No tengo radiadores. Tuve que arrancarlos de las paredes»

Yolanda Rodríguez, vecina de Vilagarcía que superó un cáncer, se enfrenta ahora a la pobreza


vilagarcía / la voz

Yolanda abre la puerta con el abrigo puesto. No va a ningún sitio: la cazadora se ha convertido en su bata de casa. El piso en el que habitan esta mujer y sus cinco hijos necesitaría un poco de calor artificial para ser confortable. «En mi casa no hay radiadores. Tuve que arrancarlos de las paredes para que mis hijos no los encendiesen. Ellos son muy frioleros, pero las facturas eran terribles».

Yolanda es una mujer joven que arrastra una larga historia: nació en un familia desestructurada, creció con unos tíos alcohólicos e intentó escapar de tanto infortunio quedándose embarazada con 18 años. Estuvo casada hasta que no pudo soportar más los malos tratos. Entonces se divorció, tuvo una nueva pareja y la familia creció. Y llegó el cáncer de útero, del que logró recuperarse. Ahora vive en el piso que había comprado con su marido.

Dentro de tres años acabará de pagar la hipoteca: doscientos euros al mes para los que ya tiene planes: «Quiero ponerme al día con las facturas». Porque, aunque se esfuerza en abonar todo lo que debe cuanto antes, no siempre puede. «Vivo con 400 euros de pensión que me pasan por los niños», relata. Ella, además, trabaja limpiando escaleras o casas. «Siempre que me sale algo, voy. Mi sueño sería tener un trabajo estable». Un trabajo que le permitiese ir a la Fundación Amigos de Galicia, que es la que le da la ropa y la comida, y decirles: «Muchísimas gracias por todo, por haberles dado de comer a mis hijos todos estos años, pero ya no os necesito». No pierde la fe en salir del bache y poder comprarles, al fin, un regalo de cumpleaños a sus hijos.

;
«Hai quen di que non pode vivir con 500 euros, nós facémolo» Tres de cada cuatro parados gallegos viven con menos de esa cantidad al mes. Más de la mitad ya no tienen prestación y el resto solo perciben ayudas de último recurso

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
56 votos
Comentarios

«No tengo radiadores. Tuve que arrancarlos de las paredes»