Hacienda susurra en el cogote de un pujante mercado del automóvil

El fisco inspecciona redes comerciales y clientes gallegos por distintos tipos de fraude en la declaración del IVA


redacción / la voz

En España se venden muchos coches y, como todo negocio que mueve miles millones de euros, merece toda la atención por parte de Hacienda, aunque no toda la que le gustaría, según reconocen los propios inspectores, porque el personal no da para más.

Aun así, el marcaje del fisco al mercado español del automóvil va en aumento, y tiene al menos media docena de frentes abiertos que afectan tanto a la red comercial como a clientes de toda España. También en Galicia, en donde en el 2017 se vendieron 43.000 de los más de 1,2 millones de coches matriculados en España y el negocio superó los 1.300 millones de euros, de los más de 32.000 millones de euros facturados en toda España, los inspectores de Hacienda se están empleando a fondo. ¿Qué es lo qué buscan? Estos son sus objetivos: 

en Concesionarios

Reclamación del IVA de las «promofinances». Dice José María Mollinedo, secretario general de Gestha, sindicato de los técnicos de Hacienda, que es la ofensiva más reciente «porque la inspección no había reparado hasta ahora en el asunto». Y aun así confirma que hay centenares de expedientes de comprobación en curso en España, y también en Galicia. La investigación se centra en el IVA no aplicado a las promociones que se ofrecen a los clientes que pagan el coche a través de la financiera de la marca. Es sobre esa rebaja, conocida como promofinance (de entre 2.000 y 6.000 euros por operación) sobre la que el ministerio de Montoro está reclamando. El sector dice que no se ha aplicado el IVA sobre el descuento por considerar que esa suma está ligada a una operación financiera y la actividad crediticia no está sujeta a este impuesto. «Una vez que la Agencia Tributaria ha concluido el expediente se eleva un acta en la que se señala una propuesta de liquidación y sanción», explica Mollinedo, quien asegura que ya hay concesionarios que han aceptado la liquidación. «Cuando son cantidades no muy grandes, se asume el criterio de la inspección. Los grandes concesionarios afectados por estas revisiones están recurriendo porque son cifras bastante elevadas», asegura. Javier Barea, director jurídico de Ganvam, la patronal de los vendedores de coches, apela a la calma. «Debemos estar tranquilos, porque la ley es muy clara y se cumple» dice. Aclara, en todo caso, que «inspeccionar y comprobar es perfectamente legítimo. Otra cosa es que se habra expediente tributario. A mí no me constan», afirma. 

Revendedores

Cuando el coche viejo que se deja en el concesionario es vendido a un tercero. Cuando se adquiere un vehículo nuevo, es frecuente dejar el antiguo a cambio de un descuento en el precio de compra. Hacienda ha detectado numerosas operaciones en las que el concesionario revende el vehículo a un tercero y esa venta no aparece. El técnico de Geshta explica que «en estas operaciones, el revendedor tiene que emitir factura con un precio que incluya también el IVA. Las sanciones se aplican sobre la cuota diferencial -diferencia entre lo tributado y lo que debería haberse tributado-. Estas pueden oscilar entre un 50 y un 150 % del dinero defraudado. 

coche de empresa

Vehículo de un particular a nombre de una empresa para tener bonificaciones. Práctica también muy habitual sobre la que el ministerio de Montoro ha endurecido su ofensiva, haciendo seguimiento pormenorizado de la actividad que realiza el vehículo, si duerme en el garaje de la empresa y si realiza labor comercial. 

talleres

Operaciones no sujetas a garantía. El control se dirige, en muchos casos, a los talleres cuyo porcentaje de compras representa menos del 48 % del volumen de facturación. «Se constatan muchos casos de descuadre de la situación financiera del taller, con ingresos no contabilizados», explica el sindicato de los inspectores. Hace unos meses se inició la campaña solicitando a los talleres el libro de registro de facturas y otros documentos, pero en la actualidad Hacienda ha activado una segunda fase de la campaña, en la que están citando telefónicamente a los empresarios. En Galicia, Hacienda realizó durante el pasado año unas 2.000 visitas de este tipo. 

discapacidad

Fraude en el disfrute del IVA superreducido. Las personas afectadas por entre un 33 y un 65 % de discapacidad están exentas de pago del impuesto de matriculación y, si tienen más de un 65 %, suman además la bonificación de un IVA superreducido (4 %). Hacienda está detectando numerosos casos de fraude por parte de familiares de personas discapacitadas que se valen de esta situación para adquirir vehículos evitando el impuesto de matriculación y beneficiándose del IVA reducido. «Se detecta especialmente este fraude en los vehículos de gama alta», explican los técnicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Hacienda susurra en el cogote de un pujante mercado del automóvil