España oculta sus cartas en la reconquista del BCE

El miércoles acaba el plazo para deshojar la margarita y Rajoy, acuciado por el tictac de una decisión clave para el futuro de su Gobierno, sigue jugando con el tiempo


Bruselas / Colpisa

Mariano Rajoy siempre ha contado con un aliado fiel durante su larga y no menos complicada trayectoria política: el tiempo. Se trata de esperar, esperar y esperar hasta que llega el golpe maestro anunciando la decisión más predecible posible. Y en esta historia, pese al runrún generado, el protagonista se llama Luis de Guindos. Si no lo fuera, si al final no se elige al candidato español para cubrir la vicepresidencia del Banco Central Europeo que ahora ocupa el portugués Vítor Constancio, la sorpresa sería mayúscula. El miércoles acaba el plazo para deshojar la margarita y Rajoy, acuciado por el tictac de una decisión clave para el futuro de su Gobierno, sigue jugando con el tiempo. Impasible. Todo el mundo, sobre De Guindos, da por hecho que el puesto será para España. ¿Exceso de confianza? ¿Y si al final se queda fuera del BCE?

La decisión última la tomará el Eurogrupo en su reunión del día 19 y en la balanza de España hay muchos pros, pero también contras para afrontar una elección en la que el país se juega demasiado. Primero, el candidato. ¿Será De Guindos? Rajoy dijo esta misma semana que la decisión no está tomada y que su idea es no hacer cambios en el Gobierno. Por tanto, sigue el despiste y la idea es que se anuncie el día 7. Lo cierto es que la marcha del ministro a Fráncfort le ocasionará un problema interno, pues deberá elegir sustituto para una cartera clave. Lo fácil es no proponerle, pero Rajoy se la debe y De Guindos lleva semanas sugiriendo que estaría encantado de aterrizar en el prestigioso BCE.

Muy pocos dudan de la victoria de De Guindos. Es el caballo ganador, según fuentes de Bruselas. La UE se la debe a la cuarta potencia del euro, a una España infrarrepresentada en la cúpula económica del club desde que a mediados del 2012 fue castigada perdiendo su asiento en el comité ejecutivo del BCE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

España oculta sus cartas en la reconquista del BCE