Bruselas amenaza con llevar a España al TJUE si no adopta las directivas de servicios financieros

El Gobierno tiene dos meses para transponer todas las normas en materia de transparencia, sanciones y requisitos de capital

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker

Bruselas

Dos meses. Es el plazo que ha concedido la Comisión Europea a España para adoptar «plenamente» tres directivas europeas sobre servicios financieros que llevan años acumulando polvo en un cajón olvidado del Ministerio de Economía.

Bruselas dio esta mañana un paso adelante en el expediente sancionador y se encuentra a las puertas de llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a menos que Madrid notifique urgentemente la completa transposición de la Directiva sobre los mercados de instrumentos financieros, la de requisitos de capital y la Directiva sobre los organismos de inversión colectiva en valores mobiliarios.

Queda acreditado que el Gobierno español no hizo sus deberes en materia de protección de los inversores y estabilidad financiera. Todavía no ha completado el paquete de normas articuladas por la UE en el 2014 para «establecer mercados financieros más transparentes, competitivos e integrados». La buena gobernanza en los mercados no se puede dar por sentada. Queda pendiente la transposición de las normas sobre la entrega o percepción de honorarios y comisiones.

Tampoco ha puesto mucho empeño en incorporar a la legislación española la Directiva de requisitos de capital aprobada en el año 2013 para mejorar la gestión de entidades, reforzar su supervisión y evitar nuevos descalabros bancarios en tiempos de graves turbulencias financieras como las que vivió la UE en la última década. Según Bruselas, España sigue sin adoptar un marco europeo de sanciones administrativas y medidas efectivas contra entidades responsables de blanquear capitales. No solo eso. También se nota la ausencia de un mecanismo para denunciar infracciones con plenas garantías y protección. Tampoco hay rastro de las normas sobre las remuneraciones de los altos cargos Ejecutivos de las entidades financieras, ni en torno a la integridad e independencia de los miembros de los órganos de dirección, que acordaron los Veintiocho incorporar al salir a la luz las abultadas cifras millonarias que obtuvieron ciertos cargos con la gestión de entidades nacionales que acabaron quebrando. Bruselas también demandó esta mañana a España que aclare «las políticas de remuneración para los gestores de los fondos de inversión colectiva en valores mobiliarios (OICVM)».

Ahora le toca mover ficha al Gobierno español si quiere evitar al TJUE. Aunque la Comisión Europea suele dar carpetazo al 95% de los expedientes sancionadores, España ya tiene experiencia en las salas del Alto Tribunal y no es de los países más cumplidores la UE. Si hace caso omiso a las llamadas del Ejecutivo comunitario, podría enfrentarse en última instancia a sanciones financieras de las que se tendrían que hacer cargo los contribuyentes españoles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Bruselas amenaza con llevar a España al TJUE si no adopta las directivas de servicios financieros