Los afectados gallegos por las preferentes denuncian en el Congreso que «nadie ha pagado por esta estafa»

Su portavoz, Xesús Domínguez, en nombre de la coordinadora de plataformas, sostiene que en la comunidad aún faltan 100 millones por recuperar


Madrid

«Esto ha sido una estafa masiva», ha asegurado esta mañana en el Congreso Xesús Domínguez, miembro de la Coordinadora de Plataformas de Afectados por las Participaciones Preferentes y Obligaciones Subordinadas, durante su comparecencia en la comisión que investiga la crisis financiera y el rescate de las cajas. Domínguez, propuesto como ponente por En Marea, hizo un recorrido cronológico por la historia de estos instrumentos híbridos que atraparon los ahorros de casi 120.000 gallegos, y denunció que, pese a que la «estafa», ha insistido, ascendió en total a más de 42.000 millones de euros, «poco sabemos de las condenas a directivos de banca por la comercialización de estos productos». «En el caso de las cajas gallegas, por ejemplo, no lo fueron», subrayó, en referencia a la condena del expresidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, o la reciente imputación de su homólogo de Caixa Galicia, José Luis Méndez, «por una operación inmobiliaria fallida, pero no por las preferentes». «Me falta escuchar a un Méndez o a un Gayoso admitir que cometieron errores. Solo fue la crisis, la burbuja que se hinchó y que luego pinchó», ha añadido.

«Nadie fue responsable de que esta estafa nos haya costado tanto, de que con la ley se incentivara la venta de productos tóxicos», ha lamentado en un discurso en el que se ha mostrado generoso en el reparto de culpas, del que no escaparon ni los sucesivos gobiernos del PP en Galicia, ni los supervisores, ni las entidades financieras. De hecho, ha destacado cómo los pequeños ahorradores vieron traicionada su confianza en las entidades bancarias y se les colocaran, como si fueran depósitos, productos complejos solo aptos para inversores profesionales. Recordó, por ejemplo, que a estos últimos ?conocedores del riesgo- se les abonaba un interés del 14 % por ellos, mientras que a los particulares, «que en ocasiones no sabían leer ni escribir», se les pagaba tres veces menos.

Domínguez ha destacado la capacidad de los afectados para movilizarse: «Las protestas y concentraciones, encierros y ocupaciones de Concellos e instituciones desde finales del 2012, y la movilización y el apoyo ciudadano hicieron posible que en Galicia recuperásemos el 90 % del dinero, un caso singular». A fecha de hoy, según sus cálculos particulares, Abanca no habría devuelto unos 100 millones de euros, sobre todo a herederos y a personas mayores. «No es el mercado, es una estafa», ha dicho, tomando como referencia lo que la semana pasada sentenció Rodrigo Rato. Además, ha criticado con dureza las decisiones políticas que acabaron con la existencia de las cajas de ahorro, que en Galicia eran una «pieza clave de cohesión social» y que tenían más del 50 % del negocio y de la población, además de «cubrir las necesidades del ciudadano de a pie y de la pequeña y media empresa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los afectados gallegos por las preferentes denuncian en el Congreso que «nadie ha pagado por esta estafa»