La exministra Salgado dice ahora que la venta de preferentes fue «un auténtico abuso»

La responsable del decreto que acabó con las cajas de ahorros defiende que su actuación en la crisis trató de evitar el rescate

La exministra de Economia, Elena Salgado
La exministra de Economia, Elena Salgado

Madrid

Autocrítica de nuevo en la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera y el rescate de las cajas. Igual que la víspera lo hizo su predecesor en el cargo, Pedro Solbes, este jueves fue la exvicepresidenta económica del último Gobierno de Zapatero, Elena Salgado, quien reconoció que las preferentes habían sido «un auténtico abuso».

El grueso de la comercialización de este producto financiero complejo entre los pequeños ahorradores gallegos -afectó a alrededor de 100.000 personas en la comunidad- coincidió precisamente con su mandato al frente de Economía, en un intento de las cajas por conseguir capitalizarse.

Salgado admitió que la venta de preferentes por parte de las entidades financieras fue, en algunos casos, «desafortunada», «un auténtico abuso» y generó «perjuicios» para muchas personas, en referencia a la comercialización «incorrecta» de 4.300 millones del total emitido.

Sin embargo, recordó que la venta de preferentes comenzó en España en 1998, «durante el Gobierno del PP», que también estaba al frente del país en el 2002 y el 2003, cuando se aprobaron cambios que facilitaron su emisión. En respuesta al portavoz de Ciudadanos, Francisco de la Torre, la exministra también subrayó que estos híbridos no dieron pérdidas en su etapa al frente de Economía, sino en el 2012, cuando Bruselas exigió que se amortizaran como condición para el rescate bancario.

Precisamente, al rescate apeló Salgado para explicar que todas las decisiones que tomó el Gobierno de Zapatero durante la crisis tenían como objetivo «paliar, que no evitar, el sufrimiento de los sectores más vulnerables» de la sociedad.

«Un rescate a la griega habría sido un desastre», dijo. Por ello defendió especialmente las medidas adoptadas para reestructurar el sistema financiero, pese a que supusieron la sentencia de muerte para las cajas de ahorros, a las que se acabó forzando a convertirse en bancos salvo que alcanzasen unas ratios de capital extremadamente elevadas, algo imposible para entidades no cotizadas. 

Reestructuración financiera

Pero la exvicepresidenta afirmó que el camino escogido para reestructurar el sistema financiero había sido «el correcto». «Sin ponerme ninguna medalla, se hizo una transformación extraordinaria del sector», manifestó, además de sostener que no le preocupa la concentración creciente del sistema financiero, «siempre que esté suficientemente regulado».

También fue tajante al responder sobre si el Gobierno presionó al Banco de España y a la CNMV para forzar la salida a bolsa de Bankia en el 2011, que acabó siendo el mayor rescate financiero con dinero público. En respuesta al diputado de ERC Joan Capdevila, Salgado aseguró que ella suele decir la verdad y que hizo «cero llamadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La exministra Salgado dice ahora que la venta de preferentes fue «un auténtico abuso»