El dueño de Jealsa se hace con la marca Viriato y salta a Internet con Pertegaz

A través de la división textil Jealfer pretende reforzar su apuesta comercial en el sector


RIBEIRA / LA VOZ

Jealfer, la empresa textil de Boiro, encarará el 2018 con una decidida apuesta comercial: acaba de adquirir la histórica marca Viriato, con la que espera mantener la presencia en el mercado que la firma de Ordes tenía hasta su disolución y posterior subasta, al tiempo que irrumpe en las redes sociales, concretamente en Instagram, con Pertegaz Shop, línea de punto de mujer, dado que la masculina es la que trabaja en exclusiva para la prestigiosa firma de moda con sede en Barcelona.

Jealfer, propiedad de los fundadores de la conservera Jealsa, participó en la subasta de bienes no inmuebles de la textil Viriato que tuvo lugar en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña. Los lotes que se sometieron a la puja sumaban más de tres millones de euros. La empresa de Boiro apostó por las marcas, así como por maquinaria y mobiliario, de forma que le permita confeccionar y distribuir los modelos de la compañía cesante, sumando asimismo los propios.

Vuelta al mercado en otoño

Según fuentes de Jealfer, la primera colección a la que tendrá acceso el público será la de otoño-invierno del 2018, lo que significará que la marca Viriato solo habrá perdido una temporada a consecuencia de la disolución, que se corresponde a la de primavera-verano del nuevo año, por lo que hay optimismo respecto a los perjuicios que una prolongada desaparición de Viriato de las estanterías de las tiendas podría haber causado.

El proceso para hacer efectivas las adquisiciones de la subasta aún está en marcha, pero la puja de Jealfer por cinco de los 17 lotes ha sido aceptada, con lo que la fábrica radicada en Boiro tiene previsto empezar la confección a comienzos del 2018 para iniciar las ventas al comercio en primavera, con el fin de que este empiece a exponer las prendas de nueva temporada en la recta final de las rebajas de verano, en el mes de agosto.

Jealfer empleará su propia red y la de Viriato en esta nueva apuesta, que se ampliará en breve con las ventas on-line, en la que ya están trabajando. Precisamente el segundo movimiento de la textil de Boiro en las redes sociales cuenta con el aval de un histórico de la alta costura española, Pertegaz, cliente preferente de Jealfer para el que confecciona prendas de punto masculinas. De hecho, ya está operativo el portal de Instagram Pertegaz Shop, a través del que Jealfer comercializa ropa de punto de mujer.

Con estas dos apuestas, Jealfer busca dar un golpe de efecto en un sector en dificultades, que se pusieron en evidencia con la caída de dos históricos como Caramelo y Viriato, aunque maquillado por el efecto Inditex.

Al igual que Viriato, la emblemática enseña de moda gallega Caramelo, que vivió su edad de oro en los ochenta y los noventa y luchó por aguantar el tipo en pleno derrumbe de la clase media alta, seguirá existiendo en manos de nuevos dueños. Cinco postores compitieron por la enseña en la subasta celebrada el pasado mes de octubre.

El grupo Postquam Cosmetic, con sede en Valladolid, hizo la oferta más alta: 505.000 euros. En teoría sería el virtual ganador, pero el segundo postor, Kosu Nuno, que se quedó a solo 5.000 euros de diferencia, protestó ante el juez porque Postquam pujó sin estar convocado a la subasta. Ahora, la adjudicación de Caramelo depende de la resolución judicial.

El textil gallego evoluciona hacia la actividad comercial mientras pierde peso la producción

El sector del textil, la confección y el calzado genera 36.162 puestos de trabajo en Galicia y representa el 6,1 % del producto interior bruto (PIB) de la comunidad autónoma gallega, según un estudio del Instituto Galego de Estatística (IGE) publicado ayer, aunque elaborado con una base de datos solo actualizada hasta el 2015.

Ese año había en Galicia más de un millar de empresas (1.372 en concreto) que operaban en el subsector industrial objeto del estudio. De ellas, 325 tenían como principal actividad la producción textil, y la mayoría contaban con menos de 10 trabajadores en plantilla. Las 1.047 firmas restantes estaban dedicadas a la confección, y a la industria de cuero y calzado, en su mayoría, de reducida dimensión.

Dice el IGE que este conglomerado de textil, confección y calzado genera un valor añadido bruto de 3.481 millones de euros (año 2015).

En las comarcas de Bergantiños, Ordes y Ourense representa más del 2 % del PIB. Hay, además, cinco ayuntamientos en los que al menos el 30 % del empleo se dedica al textil, confección o calzado. Se trata de Arzúa, Moraña, Ordes, Cabana de Bergantiños y Arteixo.

Constata el estudio que, la evolución de esta industrial confirma una transformación hacia las actividades comerciales, en detrimento del proceso productivo, que va perdiendo peso a lo largo de los años que han sido comparados (del 2000 al 2015). «El 85 % del valor añadido bruto del sector proviene de la parte comercial», concluye el IGE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

El dueño de Jealsa se hace con la marca Viriato y salta a Internet con Pertegaz