Inditex arranca con fuerza en las ventas de Navidad y la Bolsa se lo premia

Incrementa su facturación un 10 %, y su beneficio un 6 %, hasta los 2.341 millones


redacción / la voz

Al mal tiempo, buena cara para los inversores en Inditex. La multinacional textil lleva sufriendo en bolsa desde hace varias semanas a causa de un clima más propio del verano y la primavera que se ha vivido en los meses de septiembre y octubre. Pero ayer todo dio un vuelco, y las acciones de la compañía se revalorizaron un 1,8 %, mientras que el Ibex perdió posiciones. Fue la respuesta a los resultados que presentó la empresa, que confirmó que en noviembre las ventas han pegado un giro: su crecimiento en tienda y on line a tipos de cambio constante entre el 1 de noviembre y el 11 de diciembre ha sido del 13 %, listón difícil de batir teniendo en cuenta el nivel del que parte. 

La mayor multinacional del mundo del textil incrementó sus ventas en los nueve primeros meses del 2017 un 10 %, hasta situarse en los 17.963 millones de euros, mientras que el beneficio se elevó a 2.341 millones, un 6 % más. Es decir, cada día la compañía factura 66 millones de euros, de los que 8,57 son de beneficio.

En el informe enviado a la CNMV, la multinacional califica de satisfactorio el nivel de facturación, y valora también el «fuerte crecimiento» de las ventas en tiendas comparables porque ya venían de un resultado «muy exigente».

Entre sus puntos fuertes destacan cuatro. El primero, la alta eficiencia operativa. El segundo, el control de costes. En tercer lugar, el lanzamiento global de la venta por Internet. Y, finalmente, las oportunidades de crecimiento global.

Inditex tiene 7.504 tiendas en 94 mercados, tras las aperturas en Bielorrusia. Contabiliza también 45 mercados on-line, tras el lanzamiento de Zara.com en la India y Bershka en EE. UU. Está considerada por los analistas consultados como un gigante, al que exigirle que crezca a doble dígito todos los años es imposible (en el 2015 lo hizo un 15,4 % y en el 2016 un 11,5 %). Desde Renta 4, Iván San Félix considera que este año puede cerrar con un incremento en sus ventas del 9,5 %. El analista valoró el hecho del efecto divisas en sus resultados, ya que puede estar teniendo un impacto negativo sobre facturación de tres puntos. No solo el euro está fuerte frente al dólar, sino que también lo está frente al yuan, al yen y la lira.

El departamento de análisis del Banco Sabadell también considera que «el comienzo del cuarto trimestre respalda la confianza en las perspectivas de crecimiento de la empresa y apuntala el precio de las acciones. Añade que «Inditex debería continuar beneficiándose de las oportunidades de crecimiento en muchos países donde la compañía todavía tiene una huella pequeña».

Desde la compañía, mantienen sus directrices: se apostará por el modelo integrado de tiendas y venta por Internet y se profundizará en la estrategia de apertura y reforma en las tiendas flagships (las de referencia), además de en la optimización de la superficie comercial en todos los continentes. 

Según San Félix, hay «mucho ruido» respecto a la influencia que puede tener Amazon en el sector de la distribución, «y parece que va a acabar con todas las empresas, pero yo creo que no es así». «Competir con Inditex -afirma- es difícil», y añade que además la multinacional no habla nunca de la competencia.

Ortega deja de ser apoderado de 45 compañías, un trámite puramente administrativo

El Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de A Coruña publicó ayer que Amancio Ortega, fundador de Inditex, dejaba de ser apoderado mancomunado solidario de 45 compañías, entre las que se encuentran Zara o Massimo Dutti. Se trata de un simple trámite, ya que el primer accionista de la compañía (posee el 59 % del capital) dejó de tener un cargo ejecutivo cuando entregó la presidencia de Inditex a Pablo Isla, algo que tuvo lugar en el ejercicio 2011.

Ortega, que continúa yendo todos los días a la empresa y a Pontegadea -brazo inversor de la oficina familiar-, se mantiene como consejero de la multinacional, cargo que no tiene limitación en su caso, ya que para el resto de los miembros del consejo el tope son los 68 años.

El anuncio de la noticia en el Borme, que coincidió con la presentación de resultados, generó cierto revuelo por desconocerse el posible alcance de esa revocación. El impacto fue minimizado desde fuentes oficiales de la multinacional gallega. 

La entrega de los pedidos por Internet en el mismo día ya está disponible en seis ciudades

Desde que comenzó el desarrollo de las ventas a través de Internet, la cúpula de Inditex ha ido explicando que no iban a ser dos modelos de negocio diferentes: serían uno solo. Ayer el presidente de la compañía lo reiteró y puntualizó que «la gestión cada vez más integrada de la plataforma se traduce en servicios de valor para el cliente», como el some day delivery, es decir, la entrega del pedido en el mismo día. Esta fórmula ya está disponible en algunas de las principales ciudades del planeta. Se trata de Madrid, Londres, París, Estambul, Taipéi y Shanghái. El servicio de entrega al día siguiente del pedido se localiza en España, Francia, Reino Unido, Polonia, China y Corea del Sur. Sin comprometerse a dar fechas, desde la compañía se indica que el servicio de entrega de pedidos en el día estará disponible en Galicia en los próximos meses. También se seguirá trabajando en la transición simultánea en tienda física y on-line de las colecciones, tanto entre temporadas como de novedades que llegan dos veces por semana. 

Inditex pone a la venta 16 locales en los que luego seguirá como inquilina

El grupo textil explota el 98 % de sus tiendas en régimen de arrendamiento

Con las ventas por Internet en claro despegue, Inditex ha decidido rentabilizar parte de su patrimonio inmobiliario y ha encargado a Aguirre Newman y Savills la venta de 16 locales comerciales en España y en Portugal. La operación es lo que en el argot se conoce como sale & lease back (compra con arrendamiento posterior), ya que tras la venta se firmará un contrato de alquiler para que Inditex se pueda mantener como inquilina en los locales durante 20 años, aunque según Bloomberg se incluirá una cláusula que permitiría a la textil desalojar tras los cinco primeros años. El portal de información económica estima el importe de la operación en el entorno de los 400 millones de euros, una cantidad que no fue confirmada desde Inditex.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Inditex arranca con fuerza en las ventas de Navidad y la Bolsa se lo premia