La era Yellen toca a su fin

La presidenta de la Reserva Federal estadounidense se despide de su cargo con la quinta subida de tipos en dos años


redacción / la voz

Ha sido la primera mujer en dirigir la política monetaria de Estados Unidos. Se llama Janet Yellen, tiene 71 años y en febrero dejará la presidencia de la Reserva Federal. Le cederá el testigo a Jerome Powell, el elegido de Trump y uno de sus principales apoyos al timón de la Fed.

Considerada una de las arquitectas de la batería de medidas excepcionales puestas en pie por la Fed para sostener el sistema financiero tras el estallido de la crisis, curiosamente ha dedicado sus cuatro años de mandato a la retirada progresiva y gradual de las muletas sobre las que se sostenía la primera economía del planeta.

Ayer compareció en público por última vez como presidenta del banco central que más influye en los mercados. La Reserva Federal tiene fijada otra reunión en enero, pero no está previsto que Yellen dé explicaciones una vez finalizado el encuentro. Por eso la comparecencia de ayer tenía un halo especial. Y por eso tanta expectación.

Dio cuenta la presidenta en su despedida de la tercera subida de tipos en lo que va de año. Otro cuarto de punto, hasta dejarlos en el 1,25-1,50 %. Y la quinta desde que la entidad decidió dar carpetazo a la crisis con un progresivo endurecimiento de la política monetaria. Hace ya dos años de esa primera vuelta de tuerca a los tipos. Y en octubre empezó a desprenderse de toda la deuda acumulada durante la crisis: nada más y nada menos que 4,5 billones de dólares. La mayor parte: bonos del Tesoro y activos respaldados por hipotecas. Antes de la tormenta era de apenas un billón.

La última vez que los tipos de interés estuvieron en Estados Unidos en el 1,5 % fue en octubre del 2008. Ese mes hubo que rebajar el precio oficial del dinero en dos ocasiones ante el huracán desatado por la caída de Lehman Brothers.

Ha intentado, pues, Yellen durante su mandato mantener los tipos de interés lo más bajos posible. Y durante el mayor tiempo posible. Y eso para sustentar el crecimiento de la economía y revitalizar el mercado laboral. Pero sabía muy bien que esa laxitud entrañaba sus riesgos si se alargaba demasiado en el tiempo. Por eso hace ya dos años que inició la retirada.

Un buen legado

Un proceso que habrá de continuar Powell. Yellen le deja un buen legado: la política monetaria encarrilada, el crecimiento económico ganando vigor, el paro en niveles más que aceptables y sin riesgos inflacionistas o financieros en el horizonte.

Ahora bien, antes de dar el siguiente paso su sucesor tendrá que calibrar muy bien el impacto de la famosa reforma fiscal del presidente Trump.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La era Yellen toca a su fin