El paro en Galicia tiene rostro de mujer

La recuperación económica no frena la feminización del desempleo, que se acentúa por el despegue de sectores con más tasa de ocupación masculina, como la construcción

El paro tiene rostro de mujer Las listas del paro españolas cuentan desde noviembre con 7.255 personas más. Lo sorprendente es que prácticamente todas son mujeres. Ellas copan el 96% de nuevas altas en el Inem. Indagamos en las causas de la feminización del paro

Redacción / La Voz

María, Luísa, Carmen, Sabela... La lista de nuevos parados registrados en noviembre está dominada por los nombres femeninos. En total, han sido 7.255 personas las que se han anotado como demandantes de empleo en las oficinas del antiguo INEM en toda España el mes pasado. El 96 % de ellas eran mujeres. Es decir, por cada hombre que se ha inscrito en las listas del paro, se anotaron 25 féminas. Ellas sumaron 6.969, frente a tan solo 286 varones.

El dato llama la atención, pero no es puntual. «É un sinal de alarma. O aumento do paro no colectivo feminino leva meses superando ao masculino» advierte el director de la Escola de Relacións Laborais da Coruña, Jesús Vázquez Forno. Ellas representan ya el 57,8 % del desempleo en el conjunto de España. En Galicia, apenas unas décimas menos, el 57 %. En nuestra comunidad se registran 106.606 desempleadas frente a 80.569 parados.

«Isto débese a unha conxunción de políticas económicas, modelo de crecemento e políticas activas de emprego que crean un cóctel explosivo en torno ás traballadoras», dice Maica Bouza, responsable de Emprego de CC. OO. en Galicia. Un cóctel que parece empeorar conforme mejoran los indicadores económicos. Y es que, paradójicamente, las cifras de empleo masculino y femenino se vieron equiparadas durante la crisis. El año 2012, por ejemplo, acabó con el paro repartido casi al alimón entre ambos sexos. Los hombres suponían el 49,6 % de los desempleados gallegos y las mujeres, el 50,4 %.

«Os homes sufriron máis a destrución de emprego ao comezo da crise e elas incorporáronse máis ao mercado laboral. Pero foi en sectores como a hostalaría ou o comercio, e a través de contratos máis precarios, como por exemplo, traballando por campañas» explica Vázquez Forno.

De aquellos polvos, dicen, estos lodos. «Hoxe o retrato robot do emprego feminino é cun contrato eventual, a tempo parcial e cobrando menos que os seus compañeiros homes. Traballo con data de caducidade, que fai das mulleres as candidatas perfectas para longas estadías no paro» incide Maica Bouza. También recuerda que ellas son las principales protagonistas en sectores «precarizados y feminizados» como el terciario, que sufre los vaivenes económicos mucho más que otras actividades.

Los datos parecen apoyar su teoría. El sector que acumula más paro en el mes de noviembre es el de los servicios. Solo en Galicia hay 125.341 desempleados registrados en esa área. Cinco veces más que en la siguiente más afectada, la de la industria, donde hay 21.500 inscritos en las oficinas de empleo. «Sectores que sufriron moito coa crise, como a construción ou a industria, comezan a ter unha tímida recuperación. Pero eran sectores masculinizados e agora volven selo. Os que se incorporan ao traballo nestas áreas son homes» explica Vázquez Forno. «Mentres tanto, elas seguen a ser as protagonistas en actividades que dependen do poder adquisitivo das familias, no que aínda non se nota a recuperación. Polo tanto, a creación de emprego nestes sectores, fundamentalmente femininos, vai tardar moito máis», abunda Bouza.

Áreas de actividad más débiles y empleos más precarios. Una mezcla que se adereza con un viejo ingrediente: las dificultades para la conciliación. Ellas siguen siendo las principales encargadas de cuidar a los miembros dependientes de la familia. Y la posibilidad de ser madre sigue viéndose como un hándicap. «As empresas teñen que cambiar o chip. Que unha muller teña fillos non representa ningunha diminución na produtividade» recuerda Vázquez Forno. Desde CC.OO. inciden además en que «non hai apoio público para que as mulleres poidan desenvolverse profesionalmente e contribuír a ese fin social que é traer homes e mulleres a este mundo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El paro en Galicia tiene rostro de mujer