Alberto Cáceres: «Cuando lo que fabricas lo hace una máquina, da igual que la pongas en China o en Galicia»

Este año Trison ha abierto delegaciones en el Reino Unido y Perú y ahora se enfoca en crecer en Europa


redacción / La Voz

Cuando entren en una tienda del grupo Inditex, fíjense en las pantallas, en la música e incluso en el olor. Todo ello sale del laboratorio de Trison, que en sus veinte años de historia ha crecido, de la mano del gigante textil, hasta convertirse en uno de los referentes mundiales en el sector del márketing sensorial. Alberto Cáceres (Madrid, 1968) se incorporó hace seis meses a una empresa que le conquistó por el equipo, «joven y muy ilusionado», y por las oportunidades de crecimiento: «Sabía que venía a un proyecto de futuro».

-¿Qué objetivos se marca?

-Hay tres básicos. El primero, potenciar aún más la innovación dentro de Trison. El líder siempre tiene que ir por delante, aunque cueste tres veces más tiempo y más dinero ser pionero que ser seguidor. El segundo es la internacionalización. A pesar de que el 85 % de nuestros proyectos ya se hacen fuera de España, buscamos proyección en el resto de mercados importantes de la Unión Europea, en Estados Unidos y en Asia. Y como tercer pilar está el crecimiento en sectores diferentes al retail, que hasta ahora es el que más ha desarrollado el márketing sensorial, pero hay otros que lo están descubriendo, como los edificios corporativos, los hoteles o la automoción. Es una gran oportunidad.

-¿En cuál ven más potencial de crecimiento a corto plazo?

-A corto plazo en los hoteles, pero donde vemos más tracción es en los edificios corporativos.

-El año pasado cerraron con una facturación de 48 millones, ¿qué previsión tienen para este?

-Vamos a crecer a doble dígito tanto este año como el que viene. Lo hicimos ya en los tres primeros trimestres, y nos queda cerrar el cuarto, que en nuestro sector es muy fuerte, porque hay muchas aperturas en el sector retail, por el Black Friday y el período navideño...

-Con un 85 % del negocio fuera, ¿les repercute la recuperación económica en España?

-Nos afecta positivamente, pero nuestra exposición a España es solo del 15 %. Nos preocupa más la evolución de la economía a nivel global que la española.

-El crecimiento de Trison ha venido de la mano de Inditex, ¿qué porcentaje suponen sus pedidos en su cifra de negocio?

-Aproximadamente un 70 %.

-¿Se puede hablar de concentración de riesgos, o es un escaparate para otros clientes?

-Para nosotros es una fortaleza y para el resto de clientes es una garantía que seamos capaces de seguir el ritmo de Inditex y estar presentes en tantos países con ellos. Es una gran referencia.

-Además de Inditex, ¿con qué otras grandes marcas trabajan?

-En Galicia hacemos proyectos con Abanca y Estrella Galicia. Y fuera hemos hecho recientemente proyectos con Ikea y New Balance; trabajamos con grupos de retail como Tous, Parfois, Salsa; hacemos concesionarios para Porsche, Toyota o Renault... Y recientemente hicimos un proyecto muy significativo en el mundo del transporte en Arabia Saudí.

-¿A cuántos países han llegado?

-Aunque oficialmente hablamos de 93, creo que ya hemos sumado algún país más... Porque hasta este año habíamos hecho 7.500 proyectos, pero solo entre enero y octubre sumamos otros 1.222 y el ritmo actual es de 180 al mes.

-¿Cómo gestionan esa presencia internacional y cuáles son sus objetivos de expansión?

-Tenemos doce delegaciones, tres en España y nueve fuera. Este año hemos abierto en Londres y con un socio local hemos iniciado la actividad en Perú. Nuestra intención es seguir expandiéndonos, sobre todo por Europa.

-¿Qué supuso la entrada de Portobello en el capital de Trison?

-Nos aportó muchas capacidades: visión estratégica, nos ayuda en la parte de internacionalización de la compañía y, lógicamente, nos da una fortaleza económica para afrontar el crecimiento.

-Para ganar tamaño y abrirse a nuevos sectores, ¿se plantean comprar alguna empresa?

-Somos una compañía que va a crecer y estamos abiertos a hacerlo de forma orgánica e inorgánica.

-Ese mejora de los resultados, ¿cómo repercute en el empleo?

-En los últimos meses ha entrado mucha gente en la empresa. Cuando abrió, en 1999, eran 4 personas, y solo en lo que va de año se han incorporado 52. Es un crecimiento importante, porque el hecho de querer proyectarse más a nivel internacional exige también más recursos humanos.

-Hablamos de empleo cualificado, con un fuerte componente técnico, ¿es fácil encontrar esos perfiles en Galicia?

-No diría que fácil, porque en general es difícil encontrar gente muy buena, en cualquier parte del mundo. Pero aquí se ha generado un ecosistema que hace que seamos capaces de dar con los perfiles que buscamos. Además, como somos una empresa internacional y buscamos gente que además de capacitación técnica tenga idiomas, nos estamos encontrando con gente que trabaja en el Reino Unido y quieren volver a Galicia, es una oportunidad para ellos y para nosotros.

-El grueso de su producción se realiza en el extranjero, pero están empezando a relocalizar parte de esos procesos de fabricación, ¿por qué?

-Es una consecuencia de la agilidad con la que funciona esta empresa, que necesitamos también en la cadena de suministro. Tener proveedores en Galicia te da mucha más flexibilidad, porque quitas los tiempos de transporte, y el tejido industrial responde a nuestras expectativas, por lo que cada vez hacemos más cosas aquí. Además, a nivel de precio empieza a ser competitivo, porque muchas de las cosas que fabricamos las hace una máquina, por lo que el coste es el mismo pongas esa máquina en China o en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Alberto Cáceres: «Cuando lo que fabricas lo hace una máquina, da igual que la pongas en China o en Galicia»