El gigante de comida rápida Rodilla se implanta en Galicia con tres restaurantes

En julio la compañía abrió su primer establecimiento en Santiago, y ahora acaba de incorporar en A Coruña y en Vigo dos restaurantes más

.

redacción / la voz

La cadena de restauración Rodilla, conocida -sobre todo en Madrid, donde tiene su origen- por sus sándwiches fríos de múltiples sabores y de textura espumosa, ya está presente en tres de las principales ciudades de Galicia. El pasado mes de julio la compañía abrió su primer establecimiento en Santiago, y ahora acaba de incorporar en A Coruña y en Vigo dos restaurantes más, situados dentro del recinto comercial de El Corte Inglés -en el caso coruñés, en el de Marineda City- y en régimen de franquicia, a diferencia de los otros dos cuya gestión y propiedad dependen directamente de la firma.

La incorporación de Galicia a los planes de expansión de Rodilla surge cuando los nuevos propietarios, el grupo Damm, toma las riendas de un negocio próspero hasta el 2007 y muy arraigado en Madrid, Barcelona, Alicante o Valencia, pero al que la crisis económica llegó a poner en peligro, explica el director de desarrollo de negocio de Rodilla Ángel Fernández.

Con la adquisición del 100 %, el grupo catalán diseñó una nueva estrategia que ha consistido en reposicionar la marca, quedarse con los restaurantes más rentables y, desde entonces, comenzar a crecer hasta lograr una facturación superior a los cien millones de euros el año pasado. En materia de empleo, en Galicia acaba de crear más de veinte puestos de trabajo directos, de los 2.200 que contabiliza por toda España.

La política de progresión continua ha llevado a la cadena de restauración «informal, artesana y de calidad» -como se definen y que tienen muchos en común con las habituales cadenas de comida rápida- a contar con 136 restaurantes repartidos por todo el país, y a los que se incorporan los tres gallegos. Si la gestión del grupo se ha caracterizado por la inversión y las aperturas, no lo ha sido menos su capacidad para adaptarse a las nuevas tendencias, con la oferta de sus productos de venta on-line, tras la renovación de su web, y más recientemente el nuevo servicio a domicilio.

Para ello, Rodilla trabaja con las firmas de transporte Glovo y Deliveroo. Un área de reparto de 2,4 kilómetros y un servicio disponible en menos de 20 minutos del establecimiento más próximo. Es la política para grandes ciudades como Madrid o Barcelona donde existen muchos restaurantes de la marca, pero que todavía está por definir para otras de segmento más pequeño como las tres gallegas.

A los tradicionales sándwiches fríos, la marca ha incorporado bocadillos calientes, ensaladas, focaccias y meriendas. Saben que son «los reyes de los desayunos» con elevados porcentajes de clientes, también importantes en las comidas y meriendas, pero «queremos potenciar las cenas», aseguraba la consejera delegada del grupo María Carceller. En este sentido, Santiago, Vigo y A Coruña se integran a toda la política de la compañía de ofrecer una carta, que se elabora a diario en cada centro de venta, para degustar en el restaurante, para llevar o recibir a través del reparto domiciliario.

Votación
22 votos
Comentarios

El gigante de comida rápida Rodilla se implanta en Galicia con tres restaurantes